Ouattara anuncia que Gbagbo será juzgado en Costa de Marfil

  • El presidente electo garantiza que los derechos del ex mandatario serán respetados: "Tendrá un trato digno".

El presidente electo de Costa de Marfil, Alassane Ouattara anunció que el gobernante saliente del país, Laurent Gbagbo, detenido por las Fuerzas Republicanas (FRCI), será juzgado por los tribunales y aseguró que tendrá "un trato digno" y le serán respetados todos sus derechos.

En un discurso a la nación, de diez minutos y transmitido por la Televisión de Costa de Marfil (TCI), Ouattara afirmó que se creará una comisión de reconciliación y paz para esclarecer todos los crímenes y matanzas cometidos en el país durante los últimos años.

Aseguró también que ha adoptado todas las disposiciones para garantizar la integridad físicatanto de Gbagbo como de su esposa, Simone, y de otras personas bajo arresto.

Para facilitar la vuelta de la calma y el orden, Ouattara pidió a las fuerzas de seguridad nacionales, de la Misión de la ONU en Costa de Marfil (ONUCI) y de los militares franceses en el país que velen por la seguridad de los habitantes y de los bienes, tanto en la capital económica como en el resto de Costa de Marfil.

Ouattara hizo un llamamiento a los grupos armados leales a Gbagbo para que depongan las armas y resaltó que combatir "ya no tiene sentido". Asimismo pidió a sus seguidores que se abstengan de realizar actos de venganza o violencia, e insistió en la necesidad de hacer todo lo posible para que la paz vuelva definitivamente al país.

"Una nueva página en blanco se abre hoy en nuestro país y nos corresponde escribir juntos nuestra historia en reconciliación y paz", declaró Alassane Ouattara, quien pidió a "Dios que bendiga a nuestro bonito país".

Las fuerzas leales a Outtara lanzaron el ataque final sobre Gbagbo, tras más de diez días de intensos combates en Abiyán, que estuvieron apoyadas por militares franceses y por soldados de la ONUCI, que anoche también bombardearon la residencia presidencial, en el barrio de Cocody de esta ciudad.

La detención de Gbagbo fue acogida con alivio en algunos barrios de Abiyán, como Kumasi, donde los vecinos salieron a la calle para manifestar su alegría y saludar el arresto del ex presidente, que abre el camino a la paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios