París cooperará con Cuba para que avance hacia la democracia

  • La Comisión Europea considera "muy positivo" su diálogo con La Habana

La Unión Europea (UE) y Cuba celebraron ayer en París la primera cumbre ministerial desde 2003, después de que en junio pasado los Veintisiete acordaran levantar las sanciones diplomáticas impuestas a La Habana.

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, recibió a su homólogo cubano, Felipe Pérez Roque, en presencia del comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, y del responsable de Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, cuyo país sucederá a Francia al frente de la UE el próximo semestre. Se da la circunstancia de que el propio Schwarzenberg fue expulsado de Cuba en 2005. El ministro checo, cuyo país se oponía a la suspensión de las sanciones estuvo presente porque Praga asumirá en enero la presidencia comunitaria.

Kouchner "abordó con su homólogo cubano el conjunto de la relación entre Cuba y la UE, en particular los derechos humanos, la cooperación en materia de prevención y respuesta a las catástrofes naturales así como la seguridad alimentaria y la crisis financiera mundial", indicó un portavoz de Exteriores.

Precisó que la UE "cuenta proseguir de manera cada vez más profunda su diálogo con la sociedad civil cubana en busca de una transición pacífica del régimen actual hacia una democracia".

"Somos favorables a un reinicio de la cooperación europea con Cuba para alentar un proceso de transición hacia una democracia pluralista y una economía de mercado", manifestó el portavoz del ministerio Eric Chevalier.

La Comisión Europea calificó ayer el encuentro en París con el Gobierno cubano como "un paso muy positivo" hacia la normalización de las relaciones entre las dos partes, según el comisario responsable de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel.

Hasta junio pasado, la UE mantenía las sanciones diplomáticas con el régimen cubano impuestas como respuesta a las medidas adoptadas por La Habana en relación con las condenas a 75 disidentes del régimen a penas de hasta 28 años de prisión en 2003, en juicios sumarísimos.

El canciller cubano pidió el martes pasado la "eliminación definitiva de la posición común de la UE hacia Cuba", que data del año 1996, como paso indispensable para una normalización y recomposición plena de las relaciones y el diálogo político entre La Habana y Bruselas.

Pérez Roque hizo esta petición en una rueda de prensa en Madrid, donde se entrevistó con la vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, antes de reunirse con la "troika" de la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios