París dice que la caída de Gbagbo es "irremediable"

  • Según el Gobierno francés sólo quedan unos centenares de combatientes leales a Gbagbo, mientras que el presidente electo Ouattara cuenta con unos dos mil militares.

Comentarios 2

La caída del exdirigente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo es "irremediable" y ocurrirá en "las próximas horas o en los próximos días", declaró este jueves el ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé. El jefe de la diplomacia francesa aseguró que el recurso de la fuerza en Abiyán para desalojar a Gbagbo es "imputable" al propio ex mandatario y que, después de solucionar la situación, Costa de Marfil tendrá que dedicarse a la tarea de "la reconciliación"

Gbagbo "ha corrido el riesgo de provocar una guerra civil" en su país, dijo Juppé en una comparecencia en el Senado francés en la que le acompañó el ministro de Defensa, Gérard Longuet. Insistió en que Gbagbo "ha cometido un verdadero asalto" del banco central de Costa de Marfil y "ha disparado contra la población civil".

"Esta noche hemos intervenido para garantizar la seguridad de los diplomáticos japoneses" agregó el ministro de Exteriores, que contó que el gobierno nipón pidió a través de Naciones Unidas que Francia interviniera para la evacuación de su legación diplomática en Abiyán. "Ya están sanos y salvos", comentó Juppé en relación con los diplomáticos japoneses. El ministro insistió, como dijo este jueves en que Francia no intervino en el ataque contra la residencia de Gbagbo en la capital económica del país. Contó que el exmandatario se pertrechó en los sótanos de su residencia y precisó que fue Alassane Ouattara, el presidente electo, el que ponía las condiciones a Gbagbo porque "era el legítimo".

"No era Francia la que negociaba directamente", indicó Juppé respecto a los sucesos del miércoles, aunque aclaró que el embajador francés ha cumplido un papel de facilitación en la situación. Por su parte, el ministro Longuet afirmó que "sólo quedan unos centenares de combatientes" leales a Gbagbo y que Ouattara cuentas con unos dos mil militares.

"Nuestras fuerzas han intervenido esta noche", agregó Longuet, quien explicó que en estos momentos "la situación es extremadamente difícil" y no se puede evacuar a los expatriados en la ciudad, salvo en operaciones individuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios