'Pecadillos' de juventud en Oxford

  • La pertenencia del candidato conservador David Cameron a una 'oscura' sociedad universitaria llamada Bullingdon Club pone en aprietos al líder opositor, que quiere 'borrar' esa mancha en su pasado

Las encuestas en el Reino Unido siguen dando ventaja al líder conservador David Cameron. Sin embargo, en los últimos días todo parece indicar que no le va a resultar tan fácil ganar la carrera, al menos con la sencillez que parecía hace unos meses. El primer ministro Gordon Brown, el candidato laborista, parece haber encontrado un filón que utilizar contra Cameron: acusarle permanentemente de "elitista" y los laboristas recortan distancias en las encuestas..

David Cameron estudió en una de las escuelas privadas más caras del Reino Unido, la de Eaton, y perteneció a una sociedad secreta y discriminatoria de la Universidad de Oxford conocida como el Bullingdon Club, cuyas prácticas y rituales avergüenzan ahora al candidato tory.

El Reino Unido es, sin duda, un país emblemático y multiétnico. Caminar por su capital, Londres, significa poder disfrutar de la simbiótica mezcla de culturas y colores que dibujan su paleta.

Pero, al igual que el resto de los europeos, los londinenses notan la dureza de la crisis económica, y pese que aquí todo el mundo puede triunfar, el metro ya no está tan abarrotado a primera hora de la mañana como años atrás porque muchos ciudadanos han perdido sus trabajos.

Sin duda, el futuro primer ministro del Reino Unido tiene la difícil tarea de acabar, o al menos atenuar, la crisis económica y a la vez hacer frente a la masiva inmigración que día a día entra por los aeropuertos del país. En este contexto de desempleo, los británicos quieren que su líder sea alguien "cercano a ellos", que entienda las preocupaciones que sufren día a día y los apuros que pasan para llegar a fin del mes. En este punto, acusar a David Cameron de "elitista" no debe ser tomado como un simple insulto menor. No se trata de discutir si Cameron es un niño rico o no. Sino que trasciende mucho más: podría suponer que se extienda la impresión de que el líder de los conservadores no es el hombre adecuado para el país.

La antigua militancia de Cameron en el Bullingdon Club es algo de lo que nadie quiere comentar. Este diario ha viajado a la Universidad de Oxford y Ruth Collier, representante oficial, afirma que "el Bullingdon Club no es una sociedad oficial de la universidad. Se trata de una red social organizada por los propios estudiantes. No es representativa de la gran mayoría de los universitarios de Oxford, hay muchos clubes de estudiantes y de sociedades que cubren una amplia gama de intereses, y pertenecer al Bullingdon Club no se registra en las aspiraciones de la mayoría de los estudiantes que residen aquí". Stuart Cullen, presidente de la asociación Oxford Union, el club de debates y corazón político de la universidad, afirma que "es una sociedad de bebedores y comedores", pero que actualmente no conoce a nadie que pertenezca a ella.

Lo cierto es que la existencia del Bullingdon Club tiene más de 200 años y recientemente ha aumentado el número de sus miembros. En 2006, la sociedad contaba con sólo cuatro miembros y con el fin de aumentar sus filas intentó contactar con alumnos de escuelas estatales, algo inusual porque sólo los hombres que fueron a caras escuelas privadas podían pertenecer al grupo. Aunque muchos rechazaron la invitación, recientemente el club anunció que ahora tiene veinte miembros, tal como afirma Cherwell, el periódico independiente de la Universidad de Oxford. Edwina Currie, ex ministra de salud en 1983 por parte del partido conservador, afirma a este diario que el Club "no es una sociedad secreta, no es siniestra de ninguna manera. Es un club de estudiantes para comer y beber, bastante inofensivos pero ruidosos. Estoy segura de que existen grupos similares en el comedor de la Universidad de Madrid". Sin embargo, parece que el Bullingdon no es tan inofensivo.

Fue fundado hace 200 años, limitándose a 30 miembros. En sus inicios era un club de cricket y caza. En 1875 se consideraba como "una antigua institución de Oxford con muchas buenas tradiciones". Pero parece que las buenas tradiciones desembocaron en capítulos embarazosos. Barney Ronay, periodista que estudió en Oxford y escribió sobre el Club ,afirma en un artículo publicado en The Guardian y titulado "Jóvenes, ricos y borrachos", que el Bullingdon es un exclusivo club de bebida sólo para hombres. Alrededor del 60% de sus miembros estudiaron en el Eaton College, una de las escuelas más caras del Reino Unido, o fueron a las escuelas privadas más elitistas.

Pero parece que pertenecer a una buena escuela no es suficiente, sino que para ser miembro del Bullingdon se debe tener un cierto prestigio. Un impresionante linaje ayuda. Al igual que un cierto grado de carisma.Barney escribe que tan sólo el uniforme cuesta unas 3.000 libras, una minucia para esos jóvenes ricos.

Pero el Bullingdon no sólo es conocido por su elitismo, sino que también se le acusa de vandalismo. Parece que una de sus aficiones es reunirse en su cena anual, reservando mesa bajo seudónimo y destruir toda la porcelana de las vajillas, así como vomitar en bolsas la comida ingerida y beber hasta límites de tortura.

En una ocasión, el Bullingdon contrató a una banda de músicos para tocar en una fiesta en el jardín y terminó destrozando todos los instrumentos, incluyendo un Stradivarius. Sin duda con ese espléndido currículum no es de extrañar que David Cameron se avergüenze de ser uno de sus miembros y que haya declarado en la prensa británica que "al igual que muchos otros, lamento profundamente ciertas cosas que hice cuando era joven"

La foto en la que el líder del partido conservador luce en primera fila el uniforme de Bullingdon ha sido publicada en la mayoría de los periódicos. El partido laborista la utilizará en su campaña como un caramelo caído del cielo durante las elecciones. Lo que da una idea de lo cara que le puede resultar a Cameron la factura de sus alocadas chavaladas .

Pero Cameron no es el único conservador en pertenecer al Bullingdon. John Osborne, el ministro de Hacienda en la sombra también es uno de sus honorables miembros. En una entrevista realizada en el Daily Mail, a Osborne se le preguntó sobre su pertenencia al club y su aparición en la foto. Su respuesta fue que la foto le hacía encogerse de hombros al verse vestido como un pingüino. Osborne continuó diciendo que se está haciendo una montaña con este tema: "Es una sociedad que tan sólo se reunía dos veces al año. Creo que hay bastante gente en este país que durante su época universitaria hizo cosas de las que ahora se arrepienten".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios