Petraeus advierte que los talibanes ganan terreno en Afganistán y Pakistán

  • El jefe militar de EEUU para Oriente Próximo y Asia asegura que la situación "se va a hacer más cruda" en esta región

Los talibanes se están haciendo más fuertes tanto en Afganistán como en Pakistán, donde la situación "se va a hacer más cruda", opina el nuevo mando militar de EEUU para la zona, el general David Petraeus.

En una entrevista que publicaba ayer The New York Times, Petraeus expresó su confianza en el compromiso del nuevo Gobierno de Pakistán con la lucha contra la insurgencia tras la llegada a la Presidencia de Ali Asif Zardari.

"El aspecto alentador es que parece haber una voluntad por parte del Gobierno y las fuerzas armadas paquistaníes de emprender el tipo de operaciones que son necesarias", aseguró en la entrevista, concedida esta semana al citado diario durante una visita a París y Londres.

Petraeus, el encargado de las fuerzas estadounidenses en Iraq que desde el 31 de octubre será el responsable de todo Oriente Próximo, Pakistán, Afganistán y Asia Central, señaló que la insurgencia talibán ha llegado a tener tal envergadura que no puede ser derrotada sólo por medios militares. Por tanto, argumentó, habrá de plantearse la reconciliación entre los gobiernos y los sectores sociales que se enfrentan con el poder central.

"Uno de los aspectos que se reveló muy importante en Iraq y podría tener relevancia en Afganistán es el concepto de la reconciliación", dijo.

Explicó que "no se puede matar o capturar (lo suficiente) como para acabar con una insurgencia de dimensiones tan importantes como era la de Iraq ni, creo, tan grande como la que se ha desarrollado en Afganistán".

"Estos esfuerzos (de reconciliación) sí exigen de verdad tender la mano en cierto grado a tantas personas como sea posible que estén dispuestas a formar parte de la solución en vez de seguir como parte del problema", comentó.

"Cuantos más sean los antiguos insurgentes con los que se puede buscar la reconciliación, tantos menos serán aquellos a quienes se tiene que matar o capturar", puntualizó.

Petraeus reconoció que, "obviamente, la tendencia en Afganistán" no ha ido en este sentido. "Desde luego, en Afganistán, quitarles a los talibanes el control de ciertas zonas será muy difícil" y, tanto en Afganistán como en Pakistán, "en zonas determinadas la situación "se va a hacer más cruda antes de que mejore", dijo.

Por otro lado, el comandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, el general David McKiernan, manifestó ayer la necesidad de un aumento de la presencia militar en el país asiático "lo antes posible" debido al "incremento en el número de combatientes" que han llegado desde las regiones tribales de Pakistán.

En un discurso en el Pentágono, McKiernan aseguró que el aumento de combatientes ha sido "muy significativo" en relación al del año pasado. "Nos enfrentamos a una amenaza más fuerte ahora mismo, especialmente en el este, donde está la división de EEUU", subrayó. En declaraciones recogidas por la CNN, el general explicó que este refuerzo "necesario" incluye tanto tropas sobre el terreno como "helicópteros, recursos de inteligencia, logística, transporte y otros".

Hace una semana, el secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates, informó de que un batallón de la Marina llegará a Afganistán en noviembre, mientras que en enero lo hará una brigada del Ejército, pero que no hay más fuerzas disponibles hasta primavera o verano de 2009.

Días antes del anuncio de Gates, McKiernan había solicitado cuatro brigadas más. La diferencia entre la petición y la promesa del secretario de Defensa es de hasta 12.000 soldados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios