Petraeus se replantea la salida de las tropas estadounidenses de Afganistán en 2011

  • El militar asegura que Obama cuenta con su criterio como profesional y que la captura de Bin Laden sigue siendo un objetivo principal para EEUU.

Comentarios 1

El general David Petraeus, comandante de las fuerzas estadounidenses e internacionales en Afganistán, se reservó este domingo el derecho de considerar que sea demasiado pronto para retirar las tropas de Afganistán en julio de 2011, en una entrevista con la cadena NBC.

Consultado sobre si podría considerar que la retirada no puede iniciarse en julio, tal como ha sido fijado en el calendario de repliegue de tropas de Afganistán, afirmó: "Ciertamente, sí".

"El presidente y yo nos reunimos en la oficina Oval y me dijo muy claramente que lo que quiere de mí es mi mejor consejo profesional como militar", dijo Petraeus entrevistado en el programa "Meet the Press" de NBC.

Petraeus aseguró, además, que capturar al líder del grupo terrorista Al-Qaeda, Osama bin Laden, vivo o muerto, es uno de los principales objetivos de Estados Unidos.

Bin Laden "continúa siendo un icono y creo que capturarlo o matarlo es todavía una tarea muy importante para todos aquellos que están comprometidos con el terrorismo en el mundo", dijo Petraeus en el mismo programa de la NBC.

El líder del grupo terrorista de origen saudí, que se ha convertido en el hombre más buscado del mundo, continúa en paradero desconocido. "No creo que nadie sepa dónde está Osama bin Laden", señaló.

La información de los servicios de inteligencia sobre su paradero es poco precisa, pero según Petraeus es probable que esté escondido en alguna remota zona montañosa en el área de Pakistán.

El general consideró significativo que Bin Laden tardara cuatro semanas en enviar un mensaje para "felicitar" al joven de origen nigeriano que perpetró un atentado fallido en un avión que viajaba de Europa a Estados Unidos el día de Navidad.

Algunos analistas creen que podría estar en la zona tribal de Bajaur (noroeste de Pakistán).

Desde que llegó el presidente estadounidense, Barack Obama, al gobierno ha querido dar un giro a la guerra de Afganistán dura más de nueve años, desde que Estados Unidos lanzó la operación "Libertad Duradera" en 2001.

En diciembre Obama anunció una nueva estrategia hacia la región con el envío de 30.000 soldados más y el compromiso de que las tropas estadounidenses dejarán el país un julio de 2011, así como un enfoque global que incluye más cooperación con los países vecinos como Pakistán, para controlar la actividad de la insurgencia en la frontera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios