Pyongyang lanza disparos de artillería para 'celebrar' el final de los ejercicios militares del Sur

  • Corea del Norte había prometido "un contraataque físico" contundente

Corea del Norte hizo ayer más de un centenar de disparos de artillería en el Mar Occidental (Mar Amarillo) en respuesta a las maniobras militares de Corea del Sur en esa zona, en medio de la tensión por el hundimiento en marzo del buque surcoreano Cheonan a causa, según Seúl, de un torpedo norcoreano.

Corea del Norte niega su implicación en aquel suceso, que puso al rojo la situación en la península coreana y llevó a Seúl a organizar cinco días de maniobras navales a gran escala, que concluyeron ayer. Esos ejercicios militares habían sido duramente criticados por el régimen comunista norcoreano, que aseguró que respondería con un "contraataque físico contundente" al considerarlas un "claro acto de invasión militar" a su "mar sagrado".

La respuesta llegó media hora después de que Seúl concluyera el entrenamiento, centrado en ejercicios anti-submarino y contemplado como una advertencia al régimen de Kim Jong-Il.

Corea del Norte hizo una primera ronda de diez disparos muy cerca de la demarcación marítima que separa las dos Coreas en el Mar Amarillo, conocida como Línea Límite del Norte (NLL).

Ello llevó a que las fuerzas surcoreanas intensificaran la vigilancia, según fuentes militares citadas por la agencia local Yonhap, lo que no impidió que poco después las fuerzas norcoreanas comenzaran una segunda ronda.

En ese momento Corea del Sur hizo una advertencia verbal que fue ignorada por las autoridades norcoreanas, que completaron una ronda de otros 120 disparos que, según las fuentes, cayeron aparentemente en el lado norcoreano y no causaron daños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios