Rabat no descarta la autoría de Al Qaeda en el atentado de Marraquech

  • Marruecos asegura que el ataque no frenará el proceso de cambio y de reformas en el que está inmerso para lograr una democracia basada en el modelo europeo.

Comentarios 3

El ministro de Economía y Finanzas, Salahedin Mezuar, ha garantizado que el atentado ocurrido en Marraquech no frenará el proceso de cambio y de reformas en el que está inmerso su país para lograr una democracia, basada en el "modelo europeo".

Mezuar ha lanzado este mensaje en el desayuno informativo organizado por el Foro de Nueva Economía en un hotel madrileño en presencia de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez. El titular de Economía marroquí, de visita en España con otros cinco ministros, ha subrayado que el atentado en el café Argana, situado en la plaza de Yemá el Fna de Marraquech, es un intento de "frenar el cambio democrático" en Marruecos.

Ha informado de que no hay datos precisos sobre la autoría del atentado y de que no se puede confirmar que haya sido una célula vinculada con Al Qaeda. Ha hecho hincapié en que su país está construyendo con "determinación, sinceridad e ilusión" su democracia y perseverará en esta meta a pesar de la amenaza terrorista. "El cambio no es algo sencillo, porque hay quien no quiere el cambio. Lo de ayer no va a cambiar nuestra determinación", ha afirmado.

"No vamos a dar un paso atrás. Estamos convencidos de lo que estamos haciendo", ha apostillado. Según Mezuar, "la democracia no es incompatible con el mundo árabe y los valores del islam", ni todos los países de la región son iguales.

Sin hablar en su introducción de la situación en el Sáhara Occidental, el ministro de Economía ha aseverado que la democracia marroquí "respetará los derechos humanos y los valores universales". "Hemos elegido el modelo europeo y elegir este modelo significa hacer reformas y adaptarnos los valores universales", ha apuntado.

Mezuar ha añadido que Marruecos comprendió hace veinte años, con la caída del Muro de Berlín, que "el mundo ha cambiado y que los valores universales se van a imponer". Ha agradecido la solidaridad de España tras el atentado de Marraquech y el apoyo para consolidar las reformas políticas y económicas y compartir el futuro. "Lo que nos une es más que lo que nos puede desunir", ha señalado el ministro marroquí respecto a la relación con España y la UE.

Trinidad Jiménez, quien ha presentado a Mezuar,  ha reiterado su condena "rotunda" por el atentado de ayer y ha ofrecido el apoyo de España para esclarecer sus circunstancias. Jiménez ha convenido en que este ataque no va a alterar los planes de Marruecos de avanzar hacia un sistema democrático. Ha hecho hincapié en que España apoyo y alienta "plenamente" los cambios basados en "las peculiaridades de la historia y la identidad propias de Marruecos".

La ministra ha pedido que sea un proceso "inclusivo que garantice la vigencia de los principios y derechos universalmente reconocidos". Ha manifestado que Marruecos ha acumulado "una clara ventaja" respecto a otros países árabes al poner en marcha antes las reformas.

Para Jiménez, el desarrollo de Marruecos está también "ligado a la estabilidad y la prosperidad" de España. Por ello, ha ofrecido al país magrebí estrechar los lazos económicos y ayudar a que España se convierta en el primer inversor y cliente, adelantando a Francia.

La jefa de la diplomacia ha declarado que España y Marruecos han compartido muchos años de historia y el deseo ahora es "construir esa historia en el futuro". En el desayuno, también ha intervenido el ministro delegado del primer ministro encargado de Asuntos Económicos y Generales, Nizar Baraka, integrante de la delegación que visita España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios