Rasmussen niega que la OTAN quiera sobornar a los talibanes

  • El jefe de la Alianza pretende ofrecer una alternativa a los insurgentes que luchan sólo por dinero

La OTAN no tiene intención de sobornar a los talibanes para lograr la paz en Afganistán, sino ofrecer una alternativa a los insurgentes que luchan sólo por dinero, aseguró ayer el secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen.

Rasmussen, en un mensaje por internet previo a la reunión informal de ministros de Defensa de la OTAN que comenzó anoche, se refirió especialmente al fondo de reinserción de 102 millones de euros, en el que participa España y que se aprobó en la conferencia sobre Afganistán que se celebró en Londres el 28 de enero.

"Se ha planteado la cuestión de si estamos sobornando a los talibanes para lograr la paz", reconoció.

Rasmussen explicó que "muchos" de los insurgentes no están movidos por razones ideológicas o religiosas, sino porque los talibanes les pagan "pequeñas cantidades de dinero para salir adelante".

Por ello, dijo que el fondo, en el que actualmente participan España, Japón, Alemania y Australia puede ofrecer a estos combatientes la oportunidad de empezar una nueva vida.

El responsable de la OTAN recalcó que el proceso debe cumplir las siguientes condiciones: que esté dirigido por el Gobierno afgano y que los insurgentes que dejen las armas respeten la Constitución y el estado de derecho.

La reunión de anoche debatió cómo prevenir un agujero de hasta 600 millones de euros en el programa de inversiones durante 2010.

Además, discutió las posibilidades de aunar recursos para cooperar de forma multinacional en tres cuestiones de gran importancia en Afganistán: detección y desactivación de artefactos explosivos, instalaciones médicas de campaña y helicópteros de transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios