Romney cautiva a los hispanos

  • La condición de exitoso empresario del precandidato encandila a los latinos republicanos en Florida de cara a las primarias de hoy, en las que parte como favorito

El candidato a la investidura republicana para las elecciones presidenciales de EEUU Mitt Romney cautivó por su condición de exitoso empresario al electorado hispano en Florida, capital del exilio cubano, donde jugó la carta del discurso anticastrista, al igual que su rival Newt Gingrich.

El hecho de invertir dinero en anuncios en español y tiempo para acercarse a eventos hispanos en Florida (sureste) trajo buenos réditos sobre todo para Romney, según analistas y sondeos.

El ex gobernador de Massachusetts (noreste) supera, según un sondeo de NBC y Marist, por 15 puntos a Gingrich, con quien se medirá hoy en las primarias de este Estado clave para elegir al candidato que se enfrentará en noviembre al presidente Barack Obama.

El conservador Gingrich, que llegó a Florida como favorito tras ganar la semana pasada en Carolina del Sur (sureste), figuraba el domingo 11 puntos debajo del moderado Romney, según un sondeo realizado por los diarios The Miami Herald, El Nuevo Herald y Tampa Bay Times.

"En Florida, es clave construir coaliciones porque no hay un segmento particular del electorado republicano que va a garantizar la victoria a un candidato y, en ese sentido, Romney hizo bien en mostrarse tan enérgico el viernes" en la conferencia de la Red de Liderazgo Hispano en Miami (HLN, por su sigla en inglés), dijo Carlos Curbelo, estratega republicano en Miami.

Romney llegó a Florida con desventaja pero siempre mantuvo el favoritismo de los hispanos en Florida, según los sondeos.

Uno de los aspectos más seductores de Romney frente al electorado cubanoestadounidense, que representa el 72% de los republicanos registrados en el condado de Miami-Dade, el más poblado de Florida, es su exitosa carrera como empresario, como resaltó María Navas, una republicana de origen cubano. "Si ha tenido éxito en los negocios, tiene experiencia para recuperar la economía y que volvamos a tener más puestos de trabajo", dijo esta administradora en una importadora de alimentos en Miami, una opinión común entre los cubanos de esta ciudad.

"Mi papá es un hombre de negocios exitoso e íntegro, no es antiinmigrante como ha dicho su rival. Él tiene todas las cualidades para recuperar la economía de este país", dijo Craig Romney, el hijo menor del candidato, que habla español y ayudó a su padre en un acto de campaña el viernes en Miami.

Ese día, Romney ofreció estrategias más duras hacia los gobiernos de Cuba y Venezuela, e incluso dijo que de llegar a la Casa Blanca, designaría a un supervisor de las democracias y libertades en América Latina.

"Para un político, la ecuación es muy simple. Si viene a Miami y habla de normalizar las relaciones con Cuba, políticamente no va a anotarse muchos puntos porque es en lo que los cubanos más se fijan, quieren a alguien duro, anticastrista", indicó el editor de política de The Miami Herald Sergio Bustos.

Romney también prometió a los puertorriqueños que apoyaría en Washington la anexión de la isla como Estado 51 de EEUU si así lo decidían en un referéndum no vinculante que realizarán este año.

Este compromiso le valió horas más tarde el apoyo del gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, en un acto ante un centenar de puertorriqueños en Orlando, donde en las últimas dos décadas se ha asentado una comunidad boricua que hoy representa el segundo bloque hispano más grande del Estado.

Por su lado, Gingrich convocó sólo a 50 personas el sábado en un acto para los hispanos en el Centro de la Familia en Orlando, donde pidió a los asistentes abogar en su favor "a través de Facebook, Twitter, correos electrónicos y teléfono".

El ex gobernador de Florida Jeb Bush pidió el jueves al Partido Republicano que apueste por el voto hispano reconociendo su diversidad en The Washington Post. "Tenemos que reconocer que ésta no es una comunidad monocromática sino más bien una profundamente diversa", explicó Bush, hermano del ex presidente George W. Bush.

Florida es un Estado con un 22,5% de población de origen hispano, y así como la comunidad cubanoestadounidense se identifica mayoritariamente como republicana, la puertorriqueña está dividida y se estima que un 30% son independientes.

En términos generales, el electorado hispano representa el 13,1% de los votantes registrados en Florida, con 452.000 afiliados al Partido Republicano, 564.000 al Demócrata y 430.000 indecisos, que hacen de este Estado una pieza política compleja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios