Rusia quiere colaborar con EEUU frente al terrorismo en Asia Central

  • El Kremlin considera una buena señal el anuncio, no confirmado oficialmente, de que Obama propondrá que cada país reduzca en un 80% sus armas nucleares

Rusia está dispuesta a "una cooperación total" con Estados Unidos en el seno de una coalición contra el terrorismo en Asia Central, declaró ayer el presidente ruso, Dimitri Medvedev, en una cumbre con otras antiguas repúblicas soviéticas.

"Rusia (...) y los Estados de Asia Central están dispuestos a una cooperación total y universal con Estados Unidos y los otros países de la coalición en la lucha contra el terrorismo en la región", declaró Medvedev.

El presidente ruso hizo su declaración al término de una cumbre de jefes de Estado de Asia Central en el Kremlin.

La declaración de Medveded se produce poco después de que Rusia considerara los nuevos planes de desarme del presidente estadounidense, Barack Obama, una "fresca e importante señal", según manifestó en Moscú el viceministro del Exterior, Grigori Karassin, citado por la agencia Interfax.

Sus declaraciones se producen después de que varios diarios británicos informaran de la intención de Obama de reducir el número de cabezas nucleares. El nuevo presidente estadounidense quiere que tanto Rusia como Estados Unidos disminuyan su arsenal en un 80%, lo que supondría reducir 1.000 cabezas nucleares.

El objetivo es lograr un nuevo acuerdo una vez expire el plazo del tratado de desarme nuclear Start. Para ello, Obama tiene previsto iniciar conversaciones en Moscú, añaden The Times y The Daily Mail. No obstante, según Karassin, Rusia todavía no ha recibido ninguna oferta concreta de Washington.

Entre tanto, el ministro británico del Exterior, David Miliband, presentó sus propuestas para una reducción de armas nucleares a nivel mundial. Las nuevas negociaciones entre Estados Unidos y Rusia deben impulsar a otras potencias nucleares como el Reino Unido a trabajar por reducir al "mínimo absoluto" su arsenal nuclear, señala un comunicado.

Obama prevé crear una oficina que estudie las conversaciones y que podría estar liderada por Gary Samore, quien ya ejerció de negociador por la no proliferación durante el Gobierno de Bill Clinton. Cualquier acuerdo que pudiesen alcanzar los antiguos enemigos durante la Guerra Fría presionaría además a otras potencias internacionales para reducir su arsenal nuclear. The Times cita como ejemplo el caso británico, que, al parecer, cuenta con 160 cabezas nucleares.

El director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei, pidió gestos por parte de Moscú y Washington de cara a reducir el armamento nuclear acumulado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios