Rusia critica a la OTAN por extralimitarse en el mandato de la ONU en Libia

  • Según 'The New York Times', Gadafi atacó zonas residenciales con bombas de racimo españolas

El jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, afirmó ayer en Berlín que la OTAN se extralimita en el mandato que concedió la ONU para intervenir militarmente en Libia y estimó "urgente" pasar a la vía política para hallar una salida al conflicto.

Tras reunirse con sus homólogos de la Alianza Atlántica, Lavrov criticó la labor de los aliados en Libia al asegurar que "actualmente, se dan acciones que van más allá del mandato del Consejo de Seguridad de la ONU", que autorizó la operación militar con el "objetivo de proteger a los civiles libios", dijo.

Lavrov reiteró así una acusación que ya había sido formulada el jueves por el presidente ruso, Dimitri Medvedev, quien aseguró que la resolución aprobada el 17 de marzo no da luz verde a los bombardeos sobre suelo libio.

Las declaraciones del ministro ruso contrastaron, no obstante, con las que el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, hizo al final de la cita en Berlín. "Rusia ha dicho claramente que la operación de la OTAN es legítima y que se desarrolla de acuerdo con la resolución de la ONU", afirmó, defendiendo que la misión "no va más allá del texto".

Lavrov estimó además en Berlín "urgente" pasar a una "vía política y proceder a una solución política y diplomática" del conflicto. "Deberíamos obtener un alto el fuego inmediato y llevar a las partes opuestas a la mesa de negociaciones para que se pongan de acuerdo en la estructura de su propio país", dijo.

Por otro lado, las fuerzas de Gadafi han atacado con bombas de racimo de fabricación española y con proyectiles tierra-tierra zonas residenciales de Libia, según testimonios de testigos y supervivientes recogidos por el New York Times, que también ha sido testigo de las evidencias sobre el terreno que ha dejado el armamento pesado utilizado por el régimen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios