Sarkozy visita Ruanda tras 16 años de tensiones y acusaciones por el genocidio

  • Francia restableció sus relaciones diplomáticas con el país africano en noviembre

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, realizará hoy una visita oficial a Kigali para entrevistarse con su colega ruandés, Paul Kagame, para renovar las relaciones entre sus países tras 16 años de tensiones y acusaciones mutuas por el genocidio de Ruanda de 1994.

Francia y Ruanda anunciaron el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas el pasado 30 de noviembre, tras tres años de ruptura y un día después de que la Commonwealth Británica admitiera como socio al país africano, antigua colonia belga y que antes del genocidio de 1994 tuvo una fuerte influencia gala.

Kigali rompió sus relaciones diplomáticas con París en 2006, después de que un juez francés ordenara detener a varias personas cercanas a Kagame, de etnia tutsi, sospechosas de estar implicadas en el atentado de abril de 1994 contra el avión del jefe de Estado ruandés, el hutu Juvenal Habyarimana.

Un informe hecho público este año por el actual Gobierno de Ruanda, controlado por los tutsis, responsabilizó a militares extremistas hutus del ataque.

Ese atentado marcó el inicio del genocidio ruandés, en el que, según la ONU, fueron asesinados unos 800.000 tutsis y hutus moderados en 100 días y en el que las autoridades ruandesas implicaron a políticos y militares franceses, a los que acusó de entrenar a los autores de las matanzas.

Tras un reciente viaje del ministro de Asuntos Exteriores galo, Bernard Kouchner, a Kigali, la visita de Sarkozy es la primera de un jefe de Estado francés a Ruanda desde 1994 y, según comentaristas locales, es crucial para Francia si pretende mantener una influencia relevante en la zona de los Grandes Lagos africanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios