Schulz insta a su partido a respaldar la gran coalición porque "merece la pena"

  • El líder de los socialistas alemanes trata de persuadir a sus compañeros críticos con el pacto con Merkel para formar Gobierno

  • El SPD decidirá el domingo su posición en un congreso

El presidente del Partido Socialdemócrata Alemán, Martin Schulz, saluda antes de comparecer junto a su compañero Michael Groschek. El presidente del Partido Socialdemócrata Alemán, Martin Schulz, saluda antes de comparecer junto a su compañero Michael Groschek.

El presidente del Partido Socialdemócrata Alemán, Martin Schulz, saluda antes de comparecer junto a su compañero Michael Groschek. / SASCHA STEINBACH / efe

El presidente del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Martin Schulz, aseguró ayer en una intervención en Facebook que "merece la pena" que su partido forme una gran coalición con los conservadores de la canciller Angela Merkel. Schulz hizo estas declaraciones dentro de sus esfuerzos por lograr que su partido respalde el preacuerdo alcanzado el pasado viernes en el congreso extraordinario del próximo domingo en Bonn, ante las críticas de ciertos sectores de la formación. "Merece la pena", aseguró Schulz a uno de los internautas que le preguntó por el preacuerdo con los conservadores y agregó que "se trata de mejorar Alemania y Europa".

A su juicio, el SPD logró en la ronda de negociaciones que concluyó con la presentación de este preacuerdo, de 28 páginas, "un montón" de objetivos, como el aumento de las inversiones en educación y la eliminación gradual del impuesto de solidaridad. La dirección del SPD recalcó que en el pacto con Merkel es claramente reconocible su "sello" político, pese a las críticas de ciertos sectores internos.

Schulz argumentó que su cambio de postura -de defender tras las elecciones su marcha a la oposición a respaldar una nueva gran coalición- se debe al fracaso del primer intento de coalición de la canciller, una alianza frustrada entre conservadores, liberales y verdes.

Tras cinco semanas de negociaciones, los liberales abandonaron las conversaciones para formar un tripartito inédito a nivel federal el pasado noviembre. Sin el SPD, Alemania "no es gobernable", afirmó Schulz, que aseguró que su partido aceptó hablar con los conservadores por responsabilidad.

Según una encuesta de Infratest dimap difundida ayer por la cadena pública ARD, el 69% de los alemanes cuenta con que el SPD dé luz verde a la gran coalición en el congreso extraordinario de este domingo. No obstante, el debate dentro de la formación es intenso entre quienes respaldan el preacuerdo con los conservadores, liderados por la dirección, y los críticos, entre quienes destacan las Juventudes Socialdemócratas y las direcciones del partido en varios estados como Sajonia-Anhalt, Turingia y Berlín.

La intervención en Facebook es parte de la gira de Schulz está haciendo por puntos clave de Alemania recabando apoyos. El presidente del SPD se reunió el lunes con miembros de su partido en Dortmund y ayer visitó Düsseldorf. Ambas ciudades pertenecen a Renania del Norte-Westfalia, un land clave porque de él provienen casi un cuarto de los cerca de 600 delegados que votarán en el congreso extraordinario de este domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios