Siria rechaza el envío de una misión conjunta de la ONU y la Liga Árabe

  • Al menos 21 personas mueren en nuevos ataques contra Homs y la zona de Damasco

El régimen sirio de Bashar al Asad rechazó ayer el envío al país de una misión de paz conjunta de la Liga Árabe y la ONU propuesta el domingo por el gremio de países árabes. Mientras, las tropas gubernamentales siguieron atacando Homs y zonas cercanas a Damasco. Según los activistas murieron al menos 21 personas.

"Siria rechaza la decisión de la Liga Árabe categóricamente", dijo el embajador sirio, Yusef Ahmed, en El Cairo. Es "un acto enemigo, dirigido contra la seguridad y la estabilidad de Siria", dijo el funcionario sirio, según la agencia de noticias estatal Sana.

Para Ahmed, la decisión de la Liga Árabe muestra la situación de histeria y pasos en falso a la que se ha llegado tras el rechazo de la resolución sobre Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU. El régimen de Asad declaró que tras el "complot" de la Liga Árabe contra Siria están Arabia Saudí y Qatar.

En la declaración final publicada por la Liga Árabe, se pedía al Consejo de Seguridad de la ONU allanar el camino para el envío de una misión de paz conjunta con los cascos azules. Su objetivo sería supervisar un cese del fuego en Siria, subrayaron los ministros de Exteriores de la Liga Árabe.

Rusia anunció que estudiará la propuesta de la Liga Árabe para enviar a Siria una misión de observadores conjunta con la ONU, pero sólo aprobaría su entrada en el país tras un alto el fuego.

Tras reunirse con su homólogo saudí, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, aseguró que el envío de una misión conjunta tendría que contar con la aprobación de Damasco. Lavrov lamentó la retirada de la misión de observadores de la Liga Árabe y aseguró que Rusia está dispuesta a apoyar la conferencia de Amigos de Siria del día 24 si están representadas todas las fuerzas de país.

La Liga Árabe decidió también el domingo suspender las relaciones diplomáticas con el régimen de Asad. Además, las sanciones ya existentes -entre ellas, la prohibición de viajar y el cierre de cuentas bancarias- se implementarán consecuentemente.

Por otro lado, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, aseguró que el ataque en Siria continúa con la complicidad de las autoridades del Gobierno "al más alto nivel".

En una sesión especial de la Asamblea General de la ONU, Pillay dijo que en los últimos 11 meses se cometieron crímenes contra la humanidad, agregando que su oficina en Ginebra había dejado de contar los muertos debido a la falta de acceso a Siria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios