Tensión en Texas por la muerte de una joven afroamericana en prisión

  • La mujer apareció ahorcada en su celda tres días después de ser detenida por un incidente de tráfico menor. El agente blanco que la detuvo le gritó "¡te voy a freír!", según un vídeo difundido.

La muerte de una mujer afroamericana en una prisión de Texas, donde se encontraba tras haber sido detenida por un incidente menor de tráfico, ha generado tensión en Estados Unidos, donde el martes se difundió un vídeo del arresto de la mujer. Según las imágenes difundidas por las autoridades, el agente de Policía que detuvo a la joven afroamericana Sandra Bland, hallada muerta el pasado día 13 en una cárcel de Texas, la amenazó con una pistola eléctrica al grito de "¡te voy a freír!".

Tres días antes, el 10 de julio, Bland, de 28 años, cambió de carril con su vehículo sin señalizarlo con las luces intermitentes, infracción por la que fue sometida a un control rutinario de tráfico en la población de Prairie View (Texas). Durante el control, el agente Brian Encinia, de 30 años, pidió a la joven que apagara un cigarrillo pero ésta se negó: "Estoy en mi coche, ¿por qué tendría que apagarlo?". En ese momento, Encinia exigió a Bland que saliera del vehículo y se inició un forcejeo hasta que el agente la amenazó con una pistola eléctrica al grito de "¡te voy a freír!".

A Bland la encontraron ahorcada en su celda de la cárcel del condado de Waller tres días después, según el relato oficial, cuestionado por sus familiares. Pese a tratarse oficialmente de un suicidio, el fiscal del condado de Waller, Elton Mathis, reconoció que esta muerte se investiga como si se tratara de un homicidio.

El director del Departamento de Seguridad de Texas, Steve McCraw, encargado de la investigación, dijo el martes que Encinia no fue "cortés" con Bland y que no mostró "profesionalismo". El agente ha sido relegado a "trabajo de escritorio" mientras dure la investigación. Además, McCraw informó a las autoridades políticas del Estado de sus conclusiones preliminares.

El senador estatal Royce West dijo a la salida de la reunión que Bland "no merecía" ser detenida, mientras que el vicegobernador, Dan Patrick, se mostró más prudente: "Todo el mundo tiene prisa, pero la Justicia es otra cosa". Las autoridades difundieron el martes un vídeo de la cárcel en el que nadie entra a la celda de Bland desde la última vez que fue vista con vida.

La joven, originaria de un suburbio de Chicago, se acababa de trasladar a Texas para trabajar en la Universidad de Agricultura y Mecánica de esa localidad.

La violencia policial contra estadounidenses afroamericanos es un tema álgido desde hace tiempo en el país. En las últimas semanas y meses se han producido en varias ciudades de EEUU protestas violentas después de que agentes de policía blancos dispararan contra ciudadanos negros desarmados o éstos murieran debido a la violencia ejercida estando bajo custodia policial. Por otro lado, los comisarios del condado de Bexar, cuya capital es San Antonio (Texas), ordenaron el martes retirar de sus edificios públicos diversas placas que conmemoran el periodo de la Confederación estadounidense, informaron medios locales.

La matanza en junio de nueve feligreses negros en un iglesia de Charleston (Carolina del Sur) a manos de un joven supremacista blanco fanático de la Confederación, que agrupó a 11 estados del sur que se separaron entre 1861 y 1865 en defensa de un modelo económico basado en la esclavitud, reabrió el debate sobre estos símbolos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios