Tzipi Livni se resigna a ir a elecciones anticipadas en Israel

  • "Yo no acepto chantajes políticos y presupuestarios. Es por eso que nos dirigimos a elecciones", declaró la ministra de Relaciones Exteriores y dirigente del partido Kadima

La jefa del partido más poderoso del parlamento israelí, Tzipi Livni, se disponía este domingo a informar al presidente Simon Peres de que fracasó en su intento de formar un gobierno de coalición y a pedirle elecciones anticipadas a comienzos de 2009.

"Yo no acepto chantajes políticos y presupuestarios. Es por eso que nos dirigimos a elecciones", declaró la ministra de Relaciones Exteriores y dirigente del partido Kadima (centro) en una breve entrevista publicada por el diario Haaretz.

"La otra posibilidad era que capitulase ante el chantaje. Pero se supone que un gobierno se dedica a lograr avances y representar al bien del país, no sólo a sobrevivir en esta o aquella coalición", agregó.

"¡Hay límites! Iremos a elecciones lo antes posible. No tengo miedo", agregó.

Livni dijo que haría el anuncio oficial una vez se reúna con Shimon Peres a las 17:00 horas.

La convocatoria de elecciones anticipadas extendería el limbo político en el que se encuentra Israel desde hace tres meses y podría dar al traste con el ya estancado proceso de paz para Oriente Medio impulsado por Estados Unidos.

Desde que el mes pasado se le encargó formar gobierno para sustituir al del primer ministro Ehud Olmert, que dimitió bajo sospechas de corrupción, Livni ha pugnado por edificar una nueva coalición.

Su partido, el centrista Kadima, cuenta con 29 de los 120 escaños del parlamento unicameral, Knesset, y llegó a renovar el acuerdo de gobierno que Olmert mantenía con el partido Laborista del ministro de Defensa, Ehud Barak, que cuenta con 19 escaños.

Pero el partido ultraortodoxo Shass, un aliado crucial de la anterior coalición, con 12 parlamentarios, se negó la semana pasada a sumarse al ejecutivo al no atenderse sus demandas y eso dificultó la tarea de Livni.

El Shass reclamaba que se aumentase la partida presupuestaria destinada a ayudas familiares y que Livni se comprometiese a no negociar con los palestinos sobre Jerusalén.

Por su parte, el Partido de los Jubilados (7 diputados), que también estaba en la anterior alianza de gobierno, reclamó 600 millones de dólares más en pensiones, una suma consideraba desmesurada por Livni.

Ante todas estas condiciones, Livni esgrimió la amenaza de las elecciones anticipadas, que según los sondeos más recientes podría ganar el conservador Likud.

El diputado de Kadima Tzahi Hanegbi, encargado de las negociaciones, justificó la actitud de Livni.

"Si hubiera aceptado ceder en el tema de Jerusalén, se hubiera acabado cualquier posibilidad de negociar con los palestinos y Siria. Hubiera sido irresponsable dejar que unos rabinos de posiciones extremistas hubieran decidido por Israel", explicó Hanegbi.

Akiva Eldar, comentarista político de Haaretz, insistió en esa línea al afirmar que "prohibir discutir de Jerusalén hubiera significado prohibirse toda negociación".

Peres encargó el 22 de septiembre la formación de gobierno a Livni después de que los militantes de su partido la eligiesen para sustituir a Olmert al frente de Kadima.

Según la ley electoral, el presidente Peres debe proceder a tres días de consultas. Si le parece imposible formar gobierno, lo comunicará a la presidenta del parlamento, Dalia Yitzhik.

Después, durante tres semanas, cualquier diputado puede tratar de conseguir el apoyo de 61 parlamentarios y, si lo logra, pedirle al presidente que le deje formar gobierno.

Si en esas tres semanas nadie presenta esa demanda, en 90 días se celebran elecciones, que, según la prensa, podrían organizarse el 17 de febrero.

Livni, una ex agente del Mossad, los servicios secretos, de 51 años, espera convertirse en la segunda mujer en liderar el gobierno de Israel después de Golda Meir, que lo hizo entre 1969 y 1974.

Como ministra de Relaciones Exteriores ha conducido las negociaciones con los palestinos, reactivadas en noviembre de 2007 en una cumbre en Estados Unidos y que se han visto afectados por la incertidumbre política en Israel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios