Ucrania, abierta a cualquier resultado en las elecciones presidenciales

  • La candidata prooccidental Timoshenko espera superar al prorruso Yanukovich

La carismática primera ministra Yulia Timoshenko y su antagonista desde la Revolución Naranja de 2004, el líder opositor Viktor Yanukovich, se disputan hoy la Presidencia de Ucrania en unos comicios con pronóstico incierto. Como ocurriera hace cinco años, este país de 47 millones de habitantes volverá a dividirse en dos, Este y Oeste, para elegir al sucesor del presidente saliente Víctor Yuschenko, aliado de Occidente y enemigo declarado de Rusia.

Yanukovich, apartado del poder hace un lustro, ganó el pasado 17 de enero con un 35,32% de los votos la primera vuelta de los comicios frente a Timoshenko con un 24,36%.

Antiguo primer ministro apoyado por Rusia en 2004, Yanukovich se presenta a los comicios con ansias de revancha por aquella derrota, cuando las protestas populares contra el fraude le arrebataron la victoria electoral.

Timoshenko, tras su traumática ruptura con Yuschenko, se postula como última representante de aquellos ideales de elecciones libres, democracia e integración en Europa que cautivaron al mundo.

Según los analistas, el prorruso Yanukovich volverá a hacerse con la mayoría de los votos en las regiones orientales (las más pobladas y ricas), y recibirá el apoyo de ocho millones de ucranianos de origen ruso. Mientras, Timoshenko será la más votada en Kiev y en las regiones centrales y occidentales, vecinas de la Unión Europea (UE), aunque también espera sumar algunos votos en el Este del país, donde nació hace 49 años.

Ambos aspirantes han centrado sus esfuerzos estas tres semanas en cortejar al magnate bancario Sergei Tiguipko, el tercer candidato más votado con un 13,05% de los votos.

El político se ha negado a apoyar claramente a cualquiera de los dos candidatos, aunque reconoce que la oferta de Timoshenko, que le ofreció el cargo de primer ministro, es más generosa que la de Yanukovich.

Según algunos sondeos, Yanukovich tendría entre cinco y diez puntos de ventaja sobre Timoshenko, que a su vez espera aglutinar el apoyo de todas las fuerzas liberales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios