Violenta represión en una manifestación en Bangkok contra el Gobierno de Tailandia

  • Los enfrentamientos, que provocaron dos muertos y 381 heridos, agravan la crisis política

Dos personas murieron y otras 381 resultaron heridas en los enfrentamientos entre manifestantes y agentes de seguridad junto a la sede del Parlamento en Bangkok y que agravan la crisis política que arrastra el país desde hace meses.

La Policía cargó ayer en cuatro ocasiones con gases lacrimógenos contra los seguidores de la Alianza del Pueblo para la Democracia (APD) que rodearon la sede del Poder Legislativo, quienes en un primer momento se retiraron de la zona para regresar poco después.

Las autoridades policiales aseguraron que cumplieron en toda ocasión con los procedimientos para tratar este tipo de manifestaciones y que sólo emplearon botes de humo, aunque fuentes sanitarias que atendieron a las víctimas aseguraron que algunas heridas fueron producto de explosiones capaces de desgarrar tejidos.

Según testigos, los agentes lanzaron objetos explosivos contra los asaltantes, mientras que un oficial de la Policía sufrió una contusión en la cabeza al recibir el impacto de una barra de hierro.

Otros tres policías resultaron heridos leves de bala cuando unos desconocidos les dispararon durante la violenta jornada.

El primer ministro tailandés, Somchai Wongsawat, descartó declarar el estado de excepción en Bangkok y aseguró que trabaja para restablecer la paz en el país.

Mientras tanto, el Gobierno ordenó desplegar el Ejército para que junto a la Policía controle a los miembros de la APD, que ocupan el recinto exterior de la sede gubernamental desde el 26 de agosto y se niegan a abandonar el lugar mientras gobierne el Partido del Poder del Pueblo (PPP).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios