Zapatero exige a Cuba la puesta en libertad de los presos políticos

  • El presidente del Gobierno pide un esfuerzo a la comunidad internacional para asegurar los derechos humanos en la isla.

Comentarios 48

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha exigido a Cuba, tras la muerte del disidente Orlando Zapata, que "devuelva la libertad a los presos de conciencia y respete los derechos humanos", petición que no modifica la apuesta del Gobierno por el diálogo con la isla frente a las sanciones.

Zapatero ha aprovechado la reunión de presidentes de Comisiones de Asuntos Exteriores de los países europeos, celebrada en el Congreso de los Diputados, para lamentar "profundamente" la muerte de Zapata tras una larga huelga de hambre y transmitir sus condolencias a familiares y amigos. Como presidente de turno de la UE, ha considerado que Europa debe estar a la vanguardia de la defensa de los derechos humanos. "Podemos suponer el sufrimiento de los presos políticos cubanos y desde aquí debemos exigir al régimen cubano que devuelva la libertad a los presos de conciencia y respete los derechos humanos", ha manifestado Zapatero, convencido de que se trata de una "exigencia fundamental de la comunidad internacional".

Mientras se sucedían las condenas por la muerte de Zapata, Zapatero eludió citar a Cuba ante el IV Congreso contra la pena de muerte en el que participó en Ginebra e instó a todos los Estados a respetar "hasta el último instante la vida de todos y cada uno de sus ciudadanos", reflexión que fuentes de su delegación aseguraron que estaba dirigida al régimen castrista. Fuentes del Ejecutivo han explicado que Zapatero prefirió lanzar ese mensaje "implícito" en un foro que estaba convocado para luchar contra la pena de muerte y hablar con claridad como presidente de turno de la UE y ante los representantes de los Parlamentos europeos.

Tras la intervención del jefe del Ejecutivo, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha insistido en que el diálogo con el régimen castrista, aunque haya "dificultades", es la mejor manera para avanzar en el respeto de los derechos humanos en la isla, porque ha quedado demostrado que las sanciones y el aislamiento no dan resultados. En esa idea se enmarca la propuesta española de cambiar el instrumento que determina las relaciones de la UE con Cuba -la denominada "posición común"- y que supedita el diálogo con el régimen castrista a los avances en derechos humanos.

El secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, ha estimado que es necesario abrir una reflexión "desapasionada, objetiva y con visión de futuro" para ver si esa posición común, que data de 1996, es el instrumento más eficaz, teniendo en cuenta además que otros actores internacionales, como Estados Unidos, han cambiado su política hacia La Habana.

Varios de los asistentes a la reunión han mostrado sus dudas sobre esa estrategia. "Es verdad que la posición común tiene fecha de 1996, pero el régimen castrista tiene fecha de 1959; eso es lo que hay que cambiar", ha sostenido el representante portugués, Jose Ribeiro e Castro, quien ha promovido una resolución para exigir la libertad de todos los presos políticos y condenar la muerte de Zapata. De Laigleisa ha querido dejar claro que el objetivo de cualquier cambio debe ser aumentar la eficacia de la relación con Cuba y que nunca supondrá "un debilitamiento de las políticas de derechos humanos de la UE" ni reducir los niveles de exigencia hacia la isla.

Al margen de Cuba, Zapatero ha apostado por incrementar el peso de la UE en el mundo y ha señalado que la Estrategia 2020, que debe ser "la gran palanca" para el crecimiento económico y del empleo en Europa en las próximas décadas, tiene que incluir la defensa de los intereses comerciales y financieros de la Unión en el orden internacional. A su juicio, Europa no ha tenido hasta ahora "un gran papel" en defensa de sus intereses económicos y debe convertirse en un factor determinante. Tras citar como prioridades del semestre las relaciones con América Latina y con el Mediterráneo, ha pedido voluntad política para hablar "con una sola voz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios