Un doble atentado contra un autobús y un hospital causa 25 víctimas en Pakistán

  • La Policía desactiva a tiempo una tercera bomba instalada en el aparcamiento del centro médico

Al menos 25 personas murieron ayer en la ciudad de Karachi, en el sur de Pakistán, en sendos atentados contra un autobús de peregrinos chiíes y contra el hospital que acogió a los heridos de la primera acción terrorista.

El primer ataque tuvo lugar cuando un suicida se lanzó en una motocicleta con explosivos contra el autobús que transportaba a los fieles chiíes, informó una fuente policial de Karachi.

La acción, que se registró en un puente de una céntrica avenida de la ciudad portuaria, conocida como bulevar Faisal, causó la muerte de 12 personas y heridas a 46, incluidos muchas mujeres y niños. La mayoría de los heridos fueron trasladados por las ambulancias al hospital de Jinnah, en cuyo recinto sucedió la segunda explosión.

Según fuentes policiales citadas por medios paquistaníes, una carga explosiva oculta en una motocicleta fue activada en las inmediaciones de la unidad de emergencia del centro médico que estaba en plena ebullición.

Esta detonación acabó con la vida de 13 personas más y dejó heridas a una veintena, de acuerdo con una fuente hospitalaria.

El ataque múltiple podría haber sido aún más mortífero si la Policía no hubiera desactivado a tiempo una tercera bomba instalada en un equipo de televisión del aparcamiento del hospital de Jinnah, según informó la cadena de televisión privada Express.

"Instamos al Gobierno a que nos facilite mayor protección. No estamos entrenados para una situación de guerra. Nadie se podía imaginar que un hospital fuera a convertirse en un objetivo de los terroristas", declaró la doctora Simi Simali.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, condenó las acciones, ordenó la apertura de una investigación y pidió a la población que mantenga la calma, según un comunicado oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios