Un avión de la OTAN mata por error a siete policías afganos

  • La Alianza dice que necesitará 30 días para tomar el control del bastión de los talibanes

Al menos siete policías murieron ayer en un ataque aéreo de la OTAN registrado en la norteña Kunduz, aseguró el gobernador de esta provincia afgana, Mohamed Omar.

En declaraciones por teléfono a la agencia de noticias AIP, Omar dijo que entre los muertos en el bombardeo hay dos oficiales de la Policía.

"El bombardeo no se ha llevado a cabo a propósito. Los agentes de la Policía han sido confundidos por talibanes", explicó.

El ataque se registró durante un combate entre insurgentes y la Policía, según su versión.

Un portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, dijo a la misma agencia que los integristas acabaron con la vida de 15 miembros de las fuerzas de seguridad afganas durante estos enfrentamientos, aunque no dio cuenta del ataque aéreo.

La fuerza ISAF de la OTAN no emitió ningún comunicado al respecto.

En Kunduz ya tuvo lugar en septiembre un bombardeo de la OTAN -ordenado por las tropas alemanas desplegadas en esta provincia- que mató a 142 personas, entre ellas decenas de civiles, y que forzó en Berlín la dimisión de altos cargos de Defensa.

Mientras tanto, el comandante de las tropas británicas en Afganistán, teniente general Nick Carter, adelantó ayer que deberán pasar entre 25 y 30 días para confirmar que la zona de Marjah es segura, al comprobar que las tropas de la OTAN y del Ejército afgano que combaten contra los talibanes en esta región de la provincia de Helmand siguen enfrentándose a una "firme" resistencia.

Carter añadió que habrá que esperar unos tres meses más para hacerse "una idea bastante precisa" sobre el éxito o fracaso de la operación. "Probablemente no sabremos hasta dentro de 120 días si la población está o no completamente convencida del grado de compromiso que su Gobierno está mostrándoles", pronosticó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios