La candidata de Syriza recibe un histórico apoyo para presidir el Parlamento griego

El nuevo Parlamento de Grecia eligió ayer con una mayoría contundente como nueva presidenta a la diputada Zoe Konstantonopoulou, del partido izquierdista Syriza.

Konstantonopoulou logró reunir el mayor número de votos de la historia, 235 de los 300 diputados, informó la televisión estatal Nerit.

Como muestra de su voluntad de cooperación votaron a favor de la diputada ateniense, además de Syriza y su socio conservador Griegos Independientes, también la mayoría de los diputados de la oposición.

Konstantonopoulou, de 38 años, es la persona más joven que ha sido elegida como presidenta del Parlamento griego. La diputada, una jurista especializada en derechos humanos, es considerada como una estrella en ascenso dentro de Syriza.

Por otro lado, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, terminaron una intensa semana de gira por Europa en la que trataron, con poco éxito, de ganarse el apoyo de sus socios.

El mensaje principal de ambos en todos sus encuentros fue pedir tiempo para desarrollar un plan de reformas en cooperación con los socios, un crédito puente para poder financiarse hasta entonces y un modelo de canje de la deuda que permita hacerla sostenible.

La respuesta, con matices, fue idéntica: Grecia debe cumplir con los compromisos adquiridos por el Ejecutivo anterior si quiere seguir recibiendo ayuda, un mensaje que fuentes gubernamentales calificaron ayer de "inaceptable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios