Un ataque con coche-bomba contra las tropas rusas en Osetia del Sur mata a siete soldados

  • El presidente suroseta asegura que el atentado es obra del servicio secreto georgiano

Siete militares rusos murieron ayer al explotar un coche-bomba en la capital de la provincia separatista georgiana de Osetia del Sur, Tsjinvali, informó el Gobierno de la región citado por la agencia de noticias Interfax.

La bomba, oculta en un todoterreno confiscado previamente en territorio de Georgia, explotó junto a la dirección de las tropas rusas en la capital suroseta. Las autoridades acusaron del atentado al servicio secreto georgiano.

Además, varias personas resultaron heridas en una segunda explosión en Osetia del Sur. "No tenemos ninguna duda de que estos atentados terroristas fueron cometidos por el servicio secreto georgiano", dijo el presidente suroseta, Eduard Kokoity.

La fuerte explosión dañó el edificio de las tropas de infantería rusas e hizo estallar los cristales de las ventanas de las construcciones adyacentes en un radio de medio kilómetro. Seis personas murieron en el acto y la séptima de camino al hospital. También hubo cuatro heridos.

La agencia ITAR-TASS señaló que la bomba iba dirigida al parecer contra Anatoly Margiev, administrador regional nombrado por los rusos. El vehículo de Margiev pasaba por el lugar cuando estalló, según la portavoz Irina Gagloeva.

Por el momento no está claro si el ataque de ayer tendrá consecuencias sobre la retirada de tropas rusas de la llamada zona de seguridad en territorio suroseta, que debía materializarse hasta el 10 de octubre.

Tras un acuerdo internacional, Rusia permitió el miércoles el ingreso de una misión de observadores de la UE en las zonas de seguridad de Osetia del Sur .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios