La comunidad educativa de Italia se echa a la calle contra Berlusconi

  • Miles de personas protestan por el recorte de 8.000 millones para la escuela

Miles de estudiantes, docentes y políticos de la oposición italiana protestaron ayer en Roma contra la ley de reforma de la educación aprobada por el Gobierno, con una marcha pacífica que bloqueó gran parte de la ciudad y en la que se pidió la dimisión de la ministra de Educación, Maria Stella Gelmini. "¿Te vas o no? ¿te vas sí o no?" gritaban algunos manifestantes dirigiéndose a la responsable italiana de Educación, mientras que otros coreaban "¿Gelmini, no oyes un terremoto? Son los profesores en movimiento".

Algunos llevaban, además, fotos de la ministra a modo de estampita en la que se leía: "Santa Ignorancia".

A lo largo de dos kilómetros y medio, los que separan las plazas romanas de la Repubblica, donde se inició la manifestación, y la del Popolo, lugar donde estaba previsto que finalizara, la marcha se desarrolló de forma pacífica y sin intervención policial. Gelmini aparecía retratada con un hacha en la mano, en referencia al recorte de 8.000 millones de euros que esta nueva ley prevé para la escuela.

La responsable de Educación, no obstante, no fue el único blanco de las críticas de los manifestantes, que también mostraron su rechazo al titular de Economía, Giulio Tremonti, y al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

A las críticas de los profesores, llegados a Roma desde toda Italia, se sumaron las de los estudiantes. Los más pequeños, acompañados de sus profesores, entonaron canciones contra la reforma que arrancaron los aplausos y los elogios de los mayores que se habían parado a escucharlos.

A la manifestación, convocada por los sindicatos de la educación, se sumaron el Partido Demócrata (PD) -del que acudieron numerosos líderes, entre ellos su líder, Walter Veltroni- y la formación Italia de los Valores (IDV), representada por Antonio Di Pietro.

En la plaza del Popolo, donde, según los organizadores de la protesta, se reunió un millón de personas, los líderes sindicales se dirigieron, desde un escenario montado para la ocasión, a los manifestantes, que les respondieron con aplausos entusiastas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios