La comunidad internacional llama a la unidad

  • Estados Unidos y Alemania reaccionan con dureza al nuevo desafío del régimen iraní

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, aseguró ayer que "si la comunidad internacional permanece unida, todavía se está a tiempo para que las presiones sobre Irán y las sanciones tengan el efecto deseado".

Gates así lo manifestó en Roma en la rueda de prensa tras mantener un encuentro con el ministro de la Defensa italiano, Ignazio La Russa, al tiempo que tachó de "decepcionante" la respuesta de Teherán a la apertura occidental para resolver las tensiones nacidas a raíz del programa nuclear iraní. El secretario de Defensa de Estados Unidos insistió, no obstante, en la necesidad de "trabajar juntos" en ese ámbito.

"Todos podemos hacer más", insistió Gates, aunque advirtió de que "las presiones deben ejercerse sobre el Gobierno y no sobre el pueblo iraní".

El ministro de Defensa alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, pidió por su parte a la comunidad internacional que haga entender a Irán que se encuentran "en el límite de la paciencia" de los negociadores occidentales sobre su programa nuclear y amenazó abiertamente con la posibilidad de nuevas sanciones contra la República Islámica.

"Puede ser que tengamos que girar las tuercas de las sanciones por algún lado u otro", declaró Guttenberg durante el transcurso del día de clausura de la 46 Conferencia de Seguridad que se celebró en Múnich.

"Tenemos que considerar con mucho cuidado el impacto que pudieran tener nuestras opciones", agregó el ministro alemán quien reconoció que la problemática nuclear de Irán se aproxima a un punto casi sin retorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios