El fundador del Grupo Salafista insta a los terroristas a rendirse

  • Hassan Hatab pide a los miembros de Al Qaeda para el Magreb que entreguen las armas

Hassan Hatab, fundador del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), convertido en Al Qaeda para el Magreb Islámico en octubre de 2006, lanzó ayer un llamamiento a los terroristas para que entreguen las armas y se rindan a las autoridades.

En un mensaje de vídeo difundido por la cadena de televisión Al Jazeera, Hatab pide a sus antiguos cómplices que se rindan para beneficiarse de las medidas contempladas en la Carta por la Paz y la Reconciliación Nacional del Gobierno argelino y afirma que la sociedad "está dispuesta a acogerles".

"Lo que hacéis no tiene nada que ver con la Yihad. Daña al Islam y contribuye a la propagación del odio en la nación musulmana", dice el mensaje.

Asimismo, avisa a los islamistas a "no prestar atención a las falsas palabras difundidas que autorizan a matar a los musulmanes y a verter su sangre".

Hatab, cinco de cuyos hermanos murieron durante la década negra en Argelia de los años noventa, ha sido condenado numerosas veces en rebeldía por casos relacionados con terrorismo.

En septiembre de 2007 se entregó a las autoridades argelinas tras decidir abandonar las armas, lo que fue confirmado un mes después por el ministro de Interior, Yazid Zerhouni.

Desde entonces se encuentra en un lugar desconocido vigilado por las fuerzas de seguridad.

Fundó el GSPC en 1998 en la Cabilia, aunque fue alejado de su dirección tras la adhesión de este grupo a Al Qaeda.

En agosto Hatab realizó un llamamiento similar en un comunicado escrito al día siguiente del atentado suicida que costó la vida a 43 personas en una escuela de la Gendarmería en Les Issers, en la provincia cabil de Boumerdes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios