"El futuro no es de Al Qaeda ni de las milicias que le apoyan"

  • "Somalia sufre una de las peores crisis humanitarias, es escenario de guerras intestinas y escondite de milicias islamistas que la convierten en blanco internacional", asegura

Aunque en Occidente sólo trasciendan los problemas que causa la piratería, el Cuerno de África es una zona azotada por conflictos de muchas naturalezas diferentes. La región sufre una de las peores crisis humanitarias del planeta, es escenario de guerras civiles y externas y escondite de milicias islamistas cercanas a Al Qaeda. En un curso monográfico sobre esta castigada región, organizado por la Fundación Tres Culturas, Abdi Samatar, experto en el continente africano de la Universidad de Minnesota, desgrana para este periódico un conflicto que dura ya varias décadas y en el que la comunidad internacional tiene un papel decisivo.

-¿Cuáles son los puntos clave de la inestable situación de Somalia?

-Hay tres problemas principales: La muerte de instituciones nacionales como el Gobierno, la ausencia total de un liderazgo competente y la pérdida de identidad nacional, que antes era muy fuerte.

-¿Cómo sería el comienzo de una solución para la crisis?

-Desde mi punto de vista, si queremos iniciar un cambio positivo hay que conseguir un liderazgo colectivo -no por parte de un solo individuo- y desarrollar una visión crítica del presente y del futuro. Esta visión debe tener ideas que atraigan a las mentes y a los corazones de los somalíes para darles energías para actuar de forma diferente.

-¿Cuál es el papel de la comunidad internacional en el conflicto?

-La intervención externa incluye muchas cosas, la mayoría de la gente piensa en la acción militar directa de la comunidad internacional sobre la zona y esto obviamente tiene resultados muy destructivos y fomenta un odio tremendo de los somalíes hacia la gente de fuera. Hay además otra forma de intervención más material como es el envío de armas al gobierno de transición, que realmente no es legítimo. Además está la cuestión de la ayuda externa, que entra en forma de presupuesto y acaba subvencionando la corrupción. Por último hay que hablar de una injerencia en el ámbito religioso por parte de distintas militancias y de otros países que quieren imponer su forma de ver la religión.

-¿Y hacen también algo positivo por la región?

-Bueno, toman medidas pero sin conocer el fondo del conflicto. Además, la comunidad internacional se ve desbordada por infinidad de problemas a los que atender, por lo que en vez de hacer análisis profundos, funcionan como una brigada de bomberos apagando fuegos.

-¿Está justificada la "guerra contra el terror" que EEUU mantiene en el Cuerno de África?

-No es sólo Estados Unidos, también son la Unión Europea, las Naciones Unidas y el terrorismo islámico. Para los Gobiernos occidentales el interés es mínimo en cuanto a la situación de los derechos humanos, sólo les interesa un poco la lucha contra el terrorismo y la piratería para proteger sus propios sus intereses. Desde luego el argumento occidental es que el Cuerno de África es una zona de terroristas islámicos internacionales, pero las evidencias no son tantas. Yo creo que el futuro no pertenece a Al Qaeda ni a las otras milicias que le apoyan como es el caso de la somalí Al Shabaad.

-Durante el curso al que asistió como conferenciante se ha sugerido que Somalia es la nueva Afganistán africana, ¿qué opina de esto?

-Somalia es incluso peor que Afganistán por la ignorancia y por la fragmentación de una sociedad sin visión de futuro. En cuanto a los grupos islamistas radicales, los rebeldes somalíes son aún peores que los talibanes porque son más incultos, se dan cabezazos los unos a los otros sin mirar.

-Ha escrito el libro Somalia, regreso al futuro, ¿cuál es la idea?

-Quiero volver a cuando el país era una sociedad democrática, con una fuerte identidad nacional (…) Aunque ahora no lo parezca, Somalia fue la primera sociedad democrática de África. Regreso al futuro significa volver a ser lo que era, inventar una nueva historia similar a la del pasado. Existe una historia, si ocurrió una vez, podemos conseguir que ocurra otra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios