El ex dictador guatemalteco Ríos Montt será procesado por genocidio

  • La juez admite que existen indicios racionales de la participación del ex militar, que se mantuvo en el poder entre 1982 y 1983, en al menos once matanzas

La Justicia de Guatemala ordenó el jueves procesar por delitos de genocidio y crímenes de guerra al ex dictador José Efraín Ríos Montt, aunque le concedió un arresto domiciliario debido a su avanzada edad.

La juez Carol Patricia Flores, titular del Juzgado Primero de Mayor Riesgo, dispuso, a petición de la defensa del militar retirado, "arresto domiciliario en su propio domicilio con la custodia de agentes de la Policía Nacional Civil", y le limitó su libertad de locomoción hasta que concluya el proceso en su contra.

La juez también impuso a Ríos Montt una fianza de 500.000 quetzales (unos 50.000 euros) para garantizar que no evadirá la la acción de la Justicia, y le prohibió mantener toda comunicación con las personas que se encuentran ligadas al mismo proceso por el que será enjuiciado.

"Existe la valentía de haberse presentado y someterse al proceso penal días antes de perder la inmunidad", señaló la juez, quien agregó que el exmilitar cumplirá 86 años en junio próximo, y que "según las expectativas de vida de nuestro país" en caso de ser hallado culpable no podrá purgar las penas que contempla la ley por los delitos de los que se le acusa.

La legislación guatemalteca contempla penas de 30 a 50 años de prisión por el delito de genocidio, y de 20 a 30 años por el de crímenes contra la humanidad.

La Fiscalía de Derechos Humanos acusó a Ríos Montt de haber diseñado, ordenado y dirigido los planes contra-insurgentes ejecutados por el Ejército durante los 17 meses que estuvo al frente del Gobierno en contra de la población indígena Ixil, en el norteño departamento de Quiché. Según las evidencias presentadas por la Fiscalía, los militares, atendiendo las órdenes del alto mando, protagonizó, al menos, once matanzas en las que fueron ejecutados unos 1.171 indígenas, además de más de un millar de violaciones sexuales en contra de mujeres menores de edad.

"Sin las órdenes de Ríos Montt no se hubiera podido ejecutar el acto de genocidio", aseguró el fiscal que, como prueba, entregó dos discos que incluyen vídeos, 4.261 folios y 84 testimonios de supervivientes de las masacres perpetradas en esa época.

La letrada ordenó iniciar proceso penal en contra del ex Jefe de Estado de facto por los delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad al considerar que existen suficientes elementos probatorios de su responsabilidad en esos hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios