Una nueva jornada de violencia en Iraq causa 24 fallecidos

  • EEUU completará a Bagdad la transferencia de prisioneros iraquíes antes de 2010

Al menos 24 personas murieron ayer y otras 60 resultaron heridas, según fuentes policiales, en varios ataques en Iraq en una jornada de violencia que rompió la calma relativa que se ha vivido en el país árabe en las últimas semanas.

El atentado más mortífero tuvo lugar en Bagdad, donde al menos 16 personas fallecieron y otras 44 resultaron heridas por la explosión de dos coches-bomba en una estación de autobuses en el barrio de Al Baiá, al suroeste de la capital.

En otro ataque en la capital iraquí al menos dos personas resultaron heridas en el barrio de Al Shab, en el noreste, en un atentado contra un puesto de control de un Consejo de Salvación -milicia progubernamental-, mientras que otra más sufrió heridas en un ataque similar en Dora, en el sur de la ciudad.

Por otro lado, fuentes policiales informaron de la muerte de una persona por la explosión de un artefacto al paso de un grupo de peregrinos chiíes que se dirigían a la ciudad santa de Kerbala, a 110 kilómetros de la capital, para participar en una festividad religiosa. El estallido dejó cinco personas heridas.

Mientras tanto, la transferencia de la custodia de miles de detenidos iraquíes en manos del Ejército de EEUU al Gobierno iraquí se ha iniciado ya y podría completarse antes de que finalice este año, afirmó ayer el comandante a cargo del programa de detenciones estadounidense, el general de brigada David Quantock.

"Esperamos transferirles el control a los iraquíes o ponerles en libertad a finales de este año. Es nuestro objetivo", explicó Quantock. "Puede que nos adentremos un poco en 2010, pero tenemos esperanza y confiamos en que podamos haber terminado las transferencia y liberaciones a principios del próximo año", añadió el general.

La entrega de los cerca de 14.700 iraquíes que permanecen bajo custodia estadounidense tras años de insurgencia y violencia sectaria en el país se está realizando bajo un acuerdo de seguridad bilateral, por el cual además las tropas norteamericanas abandonarán el país a finalesdel año 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios