Los liberales impulsan a Jatamí a luchar por la Presidencia de Irán contra Ahmadineyad

  • El ex presidente espera que "no existan limitaciones para ningún candidato" a las elecciones

El ex presidente iraní Mohamad Jatamí despejó el domingo todas las dudas y confirmó que presentará su candidatura a las cruciales elecciones presidenciales, previstas para el próximo 12 de junio.

En una multitudinaria rueda de prensa convocada en principio para presentar una nueva página web, el clérigo reformista subrayó que acepta finalmente el reto con el objetivo de "resolver los problemas que acucian al pueblo iraní y elevar el estatus de Irán en el mundo".

"No es posible permanecer indiferente ante el destino de la revolución ni distante del proceso electoral", afirmó Jatamí, quien apareció rodeado de varios de sus principales colaboradores.

Respetado en el exterior por sus ideas progresistas y con amplio predicamento en su país, presidió Irán entre 1997 y 2005 aferrado a un programa de Gobierno que apostaba por la reforma y la apertura del régimen sin renunciar a los principios fundamentales de la Revolución Islámica.

El clérigo anunció que ese volverá a ser su programa y que su gran meta es "servir a mi país y al pueblo de la mejor manera posible. Siempre he estado a favor de la sociedad civil, la pluralidad y los partidos políticos".

La candidatura del ex presidente, como la del resto de los posibles aspirantes a la presencia, debe ser ahora aprobada por el poderoso Consejo de Guardianes, órgano encargado de velar por la Constitución y la aplicación de los principios fundamentales de la República Islámica.

En este sentido, el ex presidente subrayó que espera que las elecciones se celebran "en una atmósfera de libertad y que haya una amplia participación".

"Espero que no haya limitaciones para ningún candidato", agregó Jatamí.

El ex mandatario ganó de forma sorprendente los comicios de 1997 con el 70% de los votos, gracias a la participación en masa de los jóvenes y las mujeres, que creyeron en su promesa de cambio.

Sin embargo, muchos de ellos quedaron decepcionados con el reformismo, ya que tras los ocho años de presidencia de Jatamí apenas se pudieron cumplir las grandes expectativas que se habían generado.

La corriente se ha redefinido en los últimos cuatro años de Gobierno conservador, pero aún parece poco cohesionada.

El actual presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, no ha anunciado aún su deseo de optar a la reelección, aunque sí han apuntado esta posibilidad algunos de sus colaboradores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios