Un ministro israelí dice que próximo el objetivo debe ser matar al líder de Hamás

  • En opinión del ministro hebreo de Construcción y Vivienda

El ministro israelí de Construcción y Vivienda, Zeev Boim, declaró a la radio del Ejército israelí que el próximo objetivo de su país debe ser matar al primer ministro palestino y líder de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, para detener los disparos de cohetes. 

"El objetivo debe ser Haniye (...) si deseamos cesar el fuego de cohetes. Mientras Hamás gobierne en Gaza y siga practicando el terrorismo desde allí, no sólo contra Israel sino también contra la población civil de la Franja, los cohetes continuarán golpeando Israel", aseveró Boim. 

En opinión del ministro israelí, la ejecución de Haniye podría suscitar una reacción similar a aquella que siguió al asesinato del líder y mentor espiritual del movimiento islamista jeque Ahmed Yasín en 2004. 

Su muerte -en un ataque aéreo israelí en Gaza- provocó severas críticas a Israel por parte de la comunidad internacional, al tiempo que abrió un lapso de confusión, recalcó Boim. 

El ex jefe de las Fuerzas Armadas de Israel, el general Moshé Yaalón, uno de los imputados por la justicia española en relación a un ataque que en 2002 mató en Gaza a catorce civiles palestinos, criticó a Boim por sus declaraciones. 

"Tenemos muchas opciones, y yo en el lugar de Boim no las traería ante el escrutinio público", declaró Yaalón a la emisora. 

El ministro de Transportes israelí, también ex jefe del Estado Mayor y antiguo titular de Defensa, Shaul Mofaz, amenazó con asesinar a Haniye y a otros líderes de Hamás al inicio de la campaña electoral de los comicios que se celebrarán el próximo martes. 

Representante del partido gobernante Kadima, Mofaz dijo el mes pasado en un acto en Sderot, que mientras el soldado israelí Guilad Shalit no vea la luz del día, Haniye "tampoco la verá", y amenazó al líder de Hamás con seguir el mismo camino que sus antecesores, el jeque Yasín o Abdelaziz Rantisi, ejecutados por Israel. 

Shalit se encuentra cautivo en manos de milicianos palestinos desde que fue capturado en junio de 2006 en un ataque en el que participó el brazo armado de Hamás, cuando se encontraba en una base israelí cerca de la frontera con Gaza. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios