El movimiento Ocupa Caucus irrumpe en la carrera republicana

  • Los indignados de Iowa se proponen hacerse presentes en las cenas oficiales que los candidatos celebrarán en la capital del Estado con motivo de las primarias

Los indignados se han colado en las primarias republicanas en EEUU con un nuevo movimiento llamado Ocupa Caucus, que ha comenzado en Iowa con protestas contra los candidatos y la clase política en general por anteponer el interés de las grandes corporaciones al de la gente.

Al igual que en otras ciudades de EEUU, los indignados tienen instalado un campamento en Des Moines, la capital del estado de Iowa, desde que el movimiento iniciado por Ocupa Wall Street en septiembre pasado comenzó a expandirse por todo el país.

Pero en Iowa se ha gestado además un movimiento complementario, el Ocupa Caucus, en coincidencia con el caucus (asamblea primaria) de hoy, que dará inicio a un largo proceso para elegir al candidato republicano que se enfrentará al presidente Barack Obama en los comicios de noviembre.

El objetivo de Ocupa Caucus no es boicotear los caucus, que son en realidad asambleas ciudadanas, sino "interrumpir" las cenas oficiales a las que asistirán en Des Moines los aspirantes republicanos hoy por la noche, según explicó uno de sus miembros, Emilio Adonis Báez, de origen mexicano.

"Queremos protestar contra los candidatos y contra todo el sistema financiero, que no sirve para los problemas del mundo actual", subrayó Báez, de 17 años y procedente de Chicago.

Como él, otros jóvenes llegados desde diferentes puntos de EEUU, como Minesota, Nueva York y California, y de países como el Reino Unido y Canadá también se han unido a Ocupa Caucus, lo que pone de manifiesto el carácter "internacionalista" del movimiento.

"Las mayores contribuciones a las campañas (políticas) son para senadores y congresistas, que tienen en mente el interés de las corporaciones y no el de la gente", se queja Tristán Nores, de 19 años y oriundo de Missouri.

También rechaza la política de EEUU de "detenciones provisionales" de ciudadanos por sospechas de terrorismo y la actuación de las fuerzas de seguridad, que en lugar de "proteger a la gente" están con frecuencia "traspasando las leyes y la Constitución".

El día de fin de año la Policía detuvo a 18 personas en diferentes protestas contra las sedes de campaña de los candidatos en Des Moines.

Según Nores, en la concentración frente a la sede de campaña de la congresista Michelle Bachmann una de las detenidas era una menor de 14 años y otra una chica musulmana que no recibió un trato adecuado de parte de la Policía local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios