Al menos 15 muertos en una manifestación contra el Gobierno en Madagascar

  • La manifestación se produjo después de que el ex alcalde de la capital, Andry Rajoelina, se declarase al frente de un Gobierno transitorio.

Decenas de personas han resultado muertas y un número indeterminado heridas al disparar sobre una multitud de manifestantes antigubernamentales los soldados que custodiaban el Palacio Presidencial de Antananarivo, informaron emisoras de radio y televisión locales.

La radio pública malgache ha señalado que hasta 30 personas podrían haber muerto en los hechos, mientras que la televisión privada MATV reducía a 15 los fallecidos, en una manifestación que se produjo después de que, este sábado mismo, el ex alcalde de Antananrivo, Andry Rajoelina, se declarase al frente de un Gobierno transitorio.

Tras los incidentes, Rajoelina acusó al Gobierno del presidente Marc Ravalomanana de atacar a civiles indefensos y pidió a los militares que apoyen a su movimiento para derrocar al ejecutivo.

Las emisoras locales de radio y televisión coinciden en que un gran número de personas resultaron heridas y que se han llenado los servicios de urgencias de los hospitales de la capital.

El pasado jueves, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, decidió enviar a Madagascar al secretario general adjunto para Asuntos Políticos, Haile Menkerios, quien debía llegar hoy a la isla y "explorar qué puede hacer Naciones Unidas para evitar más violencia y contribuir a la paz y la estabilización" del país.

El miércoles pasado, el Gobierno de Ravalomanana destituyó a Rajoelina del cargo de alcalde, pero este la rechazó y convocó nuevas manifestaciones en la capital malgache a favor del Ejecutivo de transición que propugna.

Desde el 26 de enero pasado, Rajoelina ha encabezado varias manifestaciones contra el Gobierno en Antananarivo, donde ha reclamado la destitución de Ravalomanana, y al menos 90 personas murieron la semana pasada en disturbios relacionados con las protestas.

La Unión Africana ha advertido a los opositores malgaches de que se mantengan dentro de la legalidad y de que no admitirá regímenes no constitucionales en su seno.

Rajoelina ha acusado al presidente de malversación de fondos públicos y de violar la Constitución, al permitir, según él, la corrupción y no respetar los derechos de expresión y opinión, y ha pedido a los militares que apoyen su movimiento opositor para derrocar al régimen.

Ravalomanana, un empresario multimillonario, llegó al poder en 2002, tras derrotar en los comicios en 2001 a su predecesor, el almirante retirado Didier Ratsiraka, quien acusó a su rival de fraude electoral y se negó a entregar el Gobierno, lo que produjo un conflicto que estuvo a punto de llevar al país a una guerra civil.

En 2006, Ravalomanana fue reelegido para un nuevo período de cinco años, en unas elecciones que fueron también tildadas de fraudulentas por la oposición, aunque el Tribunal Constitucional rechazó las acusaciones.

Las próximas elecciones presidenciales en Madagascar están previstas en 2011 y Rajoelina no podrá presentarse, ya que la Constitución malgache exige que los jefes del Estado deben superen los 40 años y él sólo tiene 34.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios