Al menos 12 muertos en los nuevos bombardeos gadafistas sobre Misrata

  • Las fuerzas de Gadafi bombardean con misiles de artillería pesada la tercera mayor ciudad de Libia.

Al menos 12 personas, entre ellas dos niños, han muerto como consecuencia de los últimos bombardeos de las fuerzas fieles a Muamar al Gadafi contra la Misrata, el bastión rebelde al este de Trípoli.

Según informó la cadena catarí Al Yazira, que cita como fuente el testimonio de un residente en la tercera ciudad del país, desde el pasado 23 de abril ya han muerto en el área urbana de Misrata 56 personas por los ataques de los gadafistas.

Las fuerzas de Muamar al Gadafi bombardean desde primeras horas, con misiles de artillería pesada, la ciudad de Misrata, la tercera mayor de Libia, asediada desde hace dos meses, informó la emisora catarí Al Yazira.

Un residente en esa localidad indicó a la cadena televisiva por teléfono que al menos otras 150 habían resultado heridas en los dos últimos días de intensos ataques.

Esta cifra podría aumentar sensiblemente en las próximas horas, ya que se trata de bombardeos "violentos, intensos y anárquicos", esencialmente contra zonas residenciales, según la fuente.

Las fuerzas gadafistas ya no se encuentran en la ciudad, pues "fueron expulsadas por los rebeldes tras los combates de los últimos días", y se han acantonado a unos 25 kilómetros, desde donde lanzan sus ataques con misiles Grad y obuses de carros de combate.

El Gobierno libio anunció, el pasado fin de semana, la retirada de sus tropas regulares de Misrata, pero después se retractó y aseguró que se trataba sólo de una suspensión de sus operaciones militares para que las tribus buscaran una solución pacífica con los rebeldes.

El portavoz gubernamental, Musa Ibrahim, llegó a decir que durante su repliegue de Misrata las fuerzas de Gadafi habían sido atacadas por los rebeldes.

Según éstos, la retirada de los gadafistas fue sólo una maniobra para ganar tiempo y reagrupar sus fuerzas, que han vuelto a mostrar, con un nuevo bombardeo sobre Misrata, sus verdaderas intenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios