Las elecciones municipales en Brasil fortalecen a los opositores de Lula

  • Unos 27 millones de brasileños acudirán mañana a las urnas para elegir en segunda vuelta a los alcaldes de 30 ciudades· Los opositores del presidente son favoritos en los dos principales consistorios del país

Unos 27 millones de brasileños acudirán mañana a las urnas para elegir en segunda vuelta a los alcaldes de 30 ciudades, entre ellas piezas clave en el ajedrez político del país, como Sao Paulo y Río de Janeiro, en donde los favoritos son opositores del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Tras haber sido considerados los mayores vencedores de la primera vuelta de las elecciones municipales (5 de octubre) y haber conquistado más del 60 por ciento de las alcaldías, los partidos oficialistas pueden encajar en la segunda vuelta duras derrotas en la disputa por la alcaldía de las dos mayores ciudades del país.

Los resultados, además, pueden fortalecer políticamente al principal líder de la oposición, el gobernador de Sao Paulo, José Serra, al que las encuestas señalan como favorito para las elecciones presidenciales de 2010, las primeras en dos décadas que no tendrán a Lula como candidato.

El interés en la segunda vuelta está centrado nuevamente en Sao Paulo, mayor ciudad del país, principal motor económico de Brasil y cuya alcaldía es considerada el tercer cargo en importancia nacional, tras la Presidencia y la gobernación de Sao Paulo.

Y es precisamente en Sao Paulo en donde Lula puede encajar su mayor derrota en las elecciones del domingo.

Según las encuestas de intención de voto, las elecciones de Sao Paulo serán vencidas con amplia ventaja por el actual alcalde de la ciudad, el opositor Gilberto Kassab (54%), quien enfrenta a la ex alcaldesa Marta Suplicy (36%), ex ministra de Turismo de Lula y candidata por el oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

El jefe de Estado, que en la primera vuelta tuvo escasa participación en las campañas, participó directamente en actos electorales de Suplicy, una vieja amiga y correligionaria, y llegó a pedirle a los miembros del PT que salgan a las calles a cazar votos.

Kassab, elegido vicealcalde de Sao Paulo en 2004 y que asumió como titular cuando Serra renunció al cargo para optar por la gobernación del estado, es dirigente del partido conservador Demócratas, el más radical en la oposición a Lula.

El alcalde y favorito a ser reelegido tiene como padrino político a Serra, cuyas aspiraciones presidenciales pueden ser fortalecidas con una victoria de Kassab en Sao Paulo.

Serra, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y fiel correligionario del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, fue el candidato derrotado en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2002 por Lula, que no podrá aspirar nuevamente al cargo en 2010 tras ya haber sido reelegido una vez.

El favorito a vencer en Río de Janeiro, aunque las encuestas admiten un empate técnico, es el diputado opositor Fernando Gabeira, líder histórico del Partido Verde (PV) y que podría vencer al también diputado Eduardo Paez, el candidato apoyado por Lula.

Paez es integrante del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mayor fuerza electoral del país, la que más alcaldías conquistó en la primera vuelta y el principal aliado del PT en la coalición que sustenta el gobierno de Lula.

Belo Horizonte, la tercera mayor ciudad del país, también tendrá que esperar hasta mañana para conocer a su alcalde debido a que fue una de las 30 con más de 200.000 electores en la que ninguno de los candidatos obtuvo más de la mitad de los votos en la primera vuelta.

En Belo Horizonte la alcaldía es disputada por dos candidatos de partidos oficialistas: el empresario Marcio Lacerda (53%), del Partido Socialista Brasileño (PSB), y el diputado Leonardo Quintao (47%), del PMDB.

Lacerda, pese al apoyo de una poderosa e inédita coalición que incluye el PT de Lula y al opositor PSDB de Serra, fue incapaz de conseguir más de la mitad de los votos en la primera vuelta, como preveían sus aliados.

El empresario tiene como padrino político al gobernador de Minas Gerais, Aecio Neves, otro de los que son mencionados como posible candidato de la oposición en las elecciones de 2010 y que puede fortalecerse con una victoria de Lacerda.

En Salvador y Porto Alegre, otras de las mayores ciudades de Brasil, la elección será disputada en segunda vuelta por candidatos de partidos oficialistas, pero en ambas el PT aparecen en desventaja.

En Porto Alegre, que durante muchos años fue uno de los mayores fortines electorales del PT, el favorito a vencer es el actual alcalde, José Fogaza, dirigente del PMDB y quien derrotaría a la diputada María del Rosario, la aspirante por el partido de Lula.

En Salvador, igualmente, el líder en las encuestas de intención de voto es el actual alcalde, Joao Henrique Carneiro (PMDB) y quien derrotaría a Walter Pinheiro (PT).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios