El jefe de los negociadores palestinos excluye un acuerdo de paz con Israel este año

  • Qureia descarta así que se cumpla el plazo de Annapolis, que daba como fecha límite 2008

El jefe de los negociadores palestinos, Ahmed Qureia, excluyó un acuerdo de paz con Israel antes de fin de año, plazo establecido durante la conferencia de Annapolis (EEUU) de 2007, en una rueda de prensa ayer en París.

"No quiero ser pesimista ni optimista, pero objetivamente no habrá acuerdo este año", afirmó el negociador palestino, de visita a la capital francesa.

En noviembre de 2007, después de siete años de estancamiento, los palestinos y los israelíes lograron reanudar sus negociaciones de paz durante una conferencia en la que se comprometieron a lograr un acuerdo antes de que terminara el mandato del presidente de EEUU, George W. Bush, el próximo enero.

Pero las profundas divergencias entre las dos partes imposibilitan por el momento el éxito de las negociaciones, centradas en cuestiones tan complejas como el estatuto de Jerusalén, las colonias judías en la Cisjordania ocupada, los refugiados palestinos y la delimitación de las fronteras.

"Todos los temas difíciles han sido abordados: la tierra, las fronteras, el estatuto de Jerusalén, los refugiados, las colonias, la seguridad, el agua, las relaciones entre los dos estados", enumeró Qureia.

El negociador palestino responsabilizó al Estado judío del fracaso de las negociaciones y se refirió a la situación interna de Israel, donde Tzipi Livni aún no ha logrado formar un Gobierno a pesar de que ya ha transcurrido más de un mes desde que fue elegida al frente del partido gobernante, el Kadima.

"No se ha hecho nada por parte israelí", resaltó Qureia. "Por el contrario, hay más colonias, más asedio, más puestos de control y siempre más abusos", denunció.

En cambio, según él, la Autoridad Palestina ha cumplido sus compromisos en materia de seguridad. "Hemos conseguido restablecer la seguridad en las zonas bajo control palestino, aunque quedan cosas por hacer", explicó.

Preguntado por las consecuencias de un eventual fracaso de las negociaciones, Qureia respondió que los palestinos tenían otras opciones, como la "resistencia para que se hagan realidad los intereses del pueblo palestino", o incluso "un solo Estado" entre israelíes y palestinos, un "Estado democrático, laico y no racista".

Además, el presidente israelí, Simón Peres, realiza hoy su primera oficial a Egipto con el objetivo de impulsar la normalización con el mundo árabe en paralelo a las negociaciones con los palestinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios