La policía egipcia detiene a Mubarak y a sus hijos

  • La Fiscalía ordenó las retenciones de los tres durante 15 días por su presunta implicación en ataques a manifestantes.

El ex presidente egipcio Hosni Mubarak y sus dos hijos, Alaa y Gamal, fueron arrestados por la Policía después de que la Fiscalía General ordenara su detención para continuar las investigaciones abiertas contra ellos, según fuentes de seguridad. 

Mubarak se encuentra bajo arresto en el Hospital de Sharm el Sheij, donde ingresó tras sufrir una crisis cardiaca durante un interrogatorio, mientras que sus dos hijos están bajo custodia policial, también en esta localidad egipcia, a la espera de ser trasladados a una prisión de El Cairo. 

El ex primer ministro egipcio Ahmed Nazif, y los ex ministros de Interior Habib el Adli y de Turismo Mohamed Zuhair Garana, son algunos de los ex miembros del Gobierno y ex altos cargos del Partido Nacional Democrático de Mubarak, que esperan el fin de las investigaciones dentro de esta penitenciaría. 

Todos están acusados de corrupción, malversación de fondos y enriquecimiento ilícito. La Fiscalía General de Egipto ordenó la detención por un periodo de 15 días de Mubarak y de sus dos hijos. Mubarak se encuentra en la localidad de Sharm el Sheij, en la península del Sinaí, desde que renunció al poder, el 11 de febrero pasado, a raíz de una rebelión popular que comenzó el 25 de enero.  

El interrogatorio de Mubarak se llevó a cabo en un hospital de Sharm el Sheij, después de que el ex mandatario sufriera una crisis cardiaca, mientras que sus dos hijos fueron interrogados en un tribunal de esa misma localidad turística. En su primer mensaje público desde que abandonó el poder, difundido el pasado domingo, Mubarak negó tener cuentas bancarias fuera del país y criticó a quienes pretendían manchar su "historial militar y político". 

Justo después de la difusión de la alocución, se publicó una orden de la Fiscalía General para interrogar al expresidente y a sus dos hijos por su presunta implicación en ataques a manifestantes durante las protestas que estallaron el pasado 25 de enero, por abuso de poder y por conseguir comisiones y beneficios económicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios