Ninguno de los policías que dispararon contra De Menezes será procesado

  • La Fiscalía británica dice que las pruebas son muy confusas como para juzgar a un agente en particular por la muerte del brasileño · La familia abandona la vía judicial pero no renuncia a que se haga justicia

La familia del brasileño Jean Charles de Menezes anunció ayer que abandona la vía judicial tras confirmarse que ningún policía será procesado por la muerte del joven, abatido a tiros en un vagón de metro de Londres el 22 julio de 2005 al ser confundido por varios agentes con un terrorista suicida.

Así lo dispuso ayer la Fiscalía británica tras revisar las pruebas surgidas el año pasado de la investigación pública sobre la muerte del joven De Menezes, en una decisión que, según expresaron en un comunicado, ha causado "un profundo disgusto" a los familiares.

Vivian Figuierdo, prima de Jean Charles, afirmó que el abandono de la vía judicial no implica que renuncien a la lucha para que se haga Justicia y explicó que se centrarán en presionar al Parlamento para que se elaboren leyes que permitan procesar con mayor facilidad a los policías que se extralimiten en sus funciones.

"Estamos todos en estado de shock y sencillamente no podemos entender cómo el asesinato deliberado de un hombre inocente y el intento de la policía metropolitana de Londres de encubrirlo no termina en un proceso criminal", manifestó Figuierdo.

En nombre de la familia, Figuierdo subrayó que "la investigación sacó la verdad a la luz para que el público la viera" y lamentó que las autoridades quieran que "olvidemos la verdad para evitar que obtengamos Justicia".

"Pero nunca olvidaremos", añadió.

La familia solicitó entrevistarse con los responsables de la Fiscalía, porque querían explicarle detalladamente las razones por las que los agentes policiales debían haber sido procesados.

Desde el equipo legal que ayudó a los De Menezes se informó también de que no se quiere prolongar la batalla para no incurrir en un gasto excesivo en las arcas públicas, desde el convencimiento de que conseguir una nueva investigación civil, que es a lo que más podían aspirar, no supondría un paso adelante cualitativo.

En el comunicado, se añadió que "a tenor de las respuestas dadas por los miembros del jurado de la investigación pública sobre la muerte del brasileño, creemos que si el juez lo hubiera permitido habrían dictado un fallo de homicidio injustificado".

La Fiscalía comunicó ayer que no hay suficientes pruebas como para procesar a un agente en particular por la muerte de De Menezes, dos meses después de que el jurado de la investigación pública dictaminara que la muerte del brasileño no fue un homicidio justificado y se pronunciar por un veredicto denominado "abierto".

El jurado -formado por diez personas- tomó esa decisión después de que el juez de la pesquisa, Michael Wright, le denegara la posibilidad de llegar a un veredicto de homicidio injustificado.

Tras la decisión del jurado, la familia reclamó a la Fiscalía la revisión del caso.

El abogado Stephen O'Doherty, responsable de revisar las pruebas, dijo ayer que no encontró ninguna como para reconsiderar su decisión, ya tomada hace más de un año, de no procesar a ningún agente.

"Tras la investigación sobre la muerte de Jean Charles de Menezes y el veredicto abierto alcanzado por el jurado, yo llevé a cabo una revisión del caso a la luz de las nuevas pruebas surgidas de la investigación", agregó también O'Doherty.

"He llegado a la conclusión de que no hay pruebas suficientes de que un agente en particular cometió un delito en relación a la trágica muerte de Menezes", puntualizó el abogado.

La investigación pública duró siete semanas y tuvo lugar en el estadio de cricket de Oval (sur de Londres), cerca de la estación de metro donde murió De Menezes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios