El político egipcio Mohamed el Baradei retira su candidatura presidencial

  • El nobel de la Paz explica que su conciencia no le permite presentarse a las presidenciales porque el antiguo régimen aún no ha caído.

El premio nobel de la Paz egipcio Mohamed el Baradei anunció su decisión de no presentarse como candidato a las elecciones presidenciales de su país ni a ningún otro cargo oficial.

En un comunicado, El Baradei explica que su conciencia no le permite presentarse a las presidenciales "salvo en el marco de un régimen democrático verdadero", y manifiesta su convicción de que "el antiguo régimen todavía no ha caído".

Según el ex secretario general del Organismo Internacional de la Energía Atómica, "la arbitrariedad y la mala administración del proceso de transición conducen al país lejos de los objetivos de la revolución" que acabó con 30 años de presidencia de Hosni Mubarak, y cuyo aniversario se conmemora en solo once días.

Por ello, El Baradei concluye que "el régimen anterior no ha caído" y renuncia a presentarse a las presidenciales, en las que estaba previsto que representase al ala liberal y progresista de la sociedad egipcia.

"Lo más importante que consiguió (la revolución) es romper la barrera del miedo y la recuperación del pueblo de la fe en su fuerza para el cambio", asegura El Baradei, quien insiste en que "este pueblo va a seguir reclamando sus derechos hasta que los consiga por completo".

En una metáfora naval, el político considera que "el barco de la revolución ha tomado un camino difícil, ha sido golpeado por olas fuertes y no ha podido llegar al puerto de la salvación".

Atribuye la responsabilidad de ese fracaso al "tripulante del barco, que no ha sido elegido por los pasajeros y no tiene experiencia en la navegación", y al que acusa de haber aumentado las divisiones en la sociedad y de sumirla en "diálogos estériles".

Por ello, apela a las "fuerzas de la revolución" a seguir trabajando para alcanzar todos los derechos del pueblo, y acusa a los militares de practicar una política de seguridad "represora y violenta".

Desde la asunción del poder por una Junta Militar tras la caída de Mubarak el pasado 11 de febrero, El Baradei ha sido uno de los mayores críticos con la gestión de la transición ejecutada por los generales y se ha convertido en la cabeza visible de las demandas de los jóvenes que todavía protestan en la plaza Tahrir de El Cairo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios