Los rebeldes piden a la OTAN que ataque a las tropas de Gadafi

  • Miles de personas se han concentrado en Bengasi para exigir a la alianza que ponga fin a las muertes en Misrata, que permanece en manos del régimen.

Comentarios 3

Centenares de personas iniciaron en Bengasi una concentración para pedir a la OTAN que ataque a las tropas del líder libio, Muamar el Gadafi, en las ciudades del oeste libio como Misrata, la tercera del país, atacada sin tregua desde hace semanas por los gadafistas.

Según constató, los manifestantes se congregaron en la plaza de los Juzgados de Bengasi, la capital rebelde, para exigir a la OTAN que ayude a desactivar el poder de las fuerzas de Gadafi en las ciudades del oeste libio, en las que se contabilizan ya centenares de muertos.

En la plaza frente al mar de los juzgados de la capital rebelde más de un millar de personas exigen con gritos y pancartas contra la OTAN que la alianza ayude a desactivar el poder destructor de las fuerzas de Gadafi en las ciudades del oeste libio, en las que se contabilizan ya centenares de muertos.

"¿Dónde está la OTAN? firmado: Misrata", reza una de las decenas de pancartas que sostienen los manifestantes, entre ellos muchas mujeres y jóvenes, que acudieron a la plaza de Bengasi junto al Mediterráneo, convertida ya en el centro simbólico de la revuelta libia.

"ONU y OTAN, ¿qué pasa con Misrata, Zauiya y Zenten?", se pregunta otro cartel enarbolado por un joven en referencia a las tres principales ciudades del oeste libio que han estado o continúan a duras penas en poder de los rebeldes tras semanas de asedio por parte de la artillería pesada y los tanques gadafistas.

Los manifestantes corearon lemas como "OTAN deja ya de mirar y actúa" o "Sarkozy lleva ya a Gadafi a la cárcel", en referencia al presidente galo, convertido en una suerte de héroe entre los habitantes de la zona oriental del país desde que Francia impulsó la resolución 1973 de Naciones Unidas, que aprobó la intervención aliada para proteger a los civiles libios.

"Masacres de Gadafi al oeste, las víctimas esperan todavía", clama otra de las pancartas que pueblan la plaza junto a varias que critican al primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, por no apoyar los ataques aliados.

"Erdogan clarifica tu actitud", gritaron igualmente diversos manifestantes, antes de que la hora del rezo musulmán interrumpiera durante unos minutos la protesta.

Altos representantes de la dirección rebelde criticaron también en declaraciones la evolución de la operación aliada desde que la OTAN asumió el mando de la misma el pasado jueves.

"La situación ha cambiado totalmente para peor desde la entrada de la OTAN", dijo el miembro del comité de crisis del Consejo Nacional Transitorio (CNT), Haded Mohamed Ben Alí, quien criticó que los bombardeos de las fuerzas internacionales se repitan sobre las mismas zonas en lugar de concentrarse en los alrededores de Misrata y otros enclaves donde serían más efectivos.

"No creemos en la OTAN, no queremos una Libia dividida", dijo Ben Alí, en referencia a una posible intención voluntaria por parte de la alianza de no atacar el oeste libio y mantener el país segregado entre la zona rebelde y la del régimen de Trípoli.

Los insurgentes también critican que la OTAN no ataque a las tropas de Gadafi en localidades del este del país como Bin Yauad, lo que dejaría al descubierto su retaguardia respecto a la línea del frente oriental, estancada desde hace varios días en torno al enclave petrolero de Briga, a 210 kilómetros de Bengasi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios