Los rebeldes controlan Misrata mientras la OTAN reanuda los bombardeos

  • Tres personas han muerto durante un ataque de la alianza militar en Trípoli, horas después de que Gadafi se retirase de la ciudad libia.

Comentarios 2

Las milicias de los opositores al régimen libio de Muamar al Gadafi en la ciudad de Misrata recuperaron partes estratégicas de la ciudad como el hospital  central y el puente de Misrata, cerca del acceso occidental de la  ciudad, mientras continuaban los bombardeos de la OTAN, informó este sábado la cadena de televisión Al Yazira. 

 El hospital, que estaba siendo renovando, fue utilizado por las tropas de Gadafi como punto estratégico. Los combates perdieron intensidad el  viernes. Los opositores al régimen contabilizaron 13 heridos, según fuentes hospitalarias. 

 Además, a primera hora de la mañana tres personas murieron en un ataque aéreo de la alianza militar contra un búnker de las fuerzas leales al régimen en Trípoli. El portavoz del  gobierno de Gadafi, Mussa Ibrahim dijo a los reporteros en la capital libia que el área atacada en Bab al Aziziyah, no estaba siendo utilizado y que no quedaban municiones. 

 El ataque tuvo lugar horas después de que Gadafi anunciara su retirada de Misrata. 

 Los días anteriores todavía tenían lugar duros enfrentamientos  armados en esa ciudad, especialmente en la vía Trípoli, un eje  estratégico de la ciudad, donde se determina el curso de los  combates. 

 Además, el miércoles dos fotógrafos occidentales perdieron la  vida. En total se estima que estos días murieron 100 combatientes  rebeldes. 

 Los insurgentes se hicieron también con el control del edificio  de una compañía de seguros desde donde hay muy buena visión de todo  el centro de Misrata. Se trata de un bloque que empleaban  francotiradores para disparar contra civiles. 

 Medios de comunicación informaron que las tensiones disminuyeron notablemente en toda la ciudad. 

 El régimen de Gadaffi en Trípoli trataba entre tanto de salvar su  imagen tras la derrota en Misrata. El viceministro de Asuntos  Exteriores, Jalid Kaim, comunicó en la noche de este viernes que el líder libio había ordenado la retirada de sus soldados. 

 "La situación en Misrata será manejada por las tribus de la zona y la población en Misrata, ya sea con violencia o en negociaciones", dijo ante la prensa el viceministro de Asuntos Exteriores, Khaled  Kaim, según difundió en la noche del viernes la cadena árabe Al  Yazira. 

 Un portavoz de los insurgentes en Bengasi reaccionó con sorna a  las explicaciones de Kaim. "¿Y qué tribus son las que apoyan a  Gadafi?", preguntó Ahmed Bani, según informaciones del canal estadounidense CNN. 

 Si las tropas gubernamentales abandonasen Misrata "el juego  habría terminado", sostuvo. Sin embargo, puso en duda que fueran a  hacerlo realmente. 

 Las tropas de Gadafi mantienen sitiada Misrata desde hace casi  ocho semanas. El único acceso a la ciudad situada a unos 210  kilómetros al este de Trípoli es por mar. 

 Recientemente miles de trabajadores subsaharianos, que se vieron  sorprendidos por el estallido del conflicto armado, fueron evacuados  de la ciudad, junto con decenas de combatientes y civiles heridos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios