El socialdemócrata Schulz es elegido nuevo presidente de la Eurocámara

  • El político alemán llega al Parlamento Europeo en el peor momento a causa de la crisis y en sustitución del conservador Jerzy Buzek · Las dos principales fuerzas políticas acordaron en 2009 dividirse la presidencia

El socialdemócrata alemán Martin Schulz, elegido ayer nuevo presidente del Parlamento Europeo por mayoría absoluta en sustitución del conservador polaco Jerzy Buzek, ha iniciado su andadura al frente de la Eurocámara en el peor momento para la UE a consecuencia de la crisis.

Schulz, de 56 años, europeísta acérrimo y conocido por su vehemencia en sus discursos ante la Eurocámara, ha aceptado el cargo proclamándose como un presidente "incómodo" por su rechazo hacia la prepotencia de los jefes de Estado y de Gobierno a la hora de dirigir Europa sin contar con la Eurocámara.

"Se celebra una cumbre tras otras, sin resultados, dejando fuera al Parlamento Europeo y dejando a los representantes nacionales como meros delegados subsidiarios de lo que decide Bruselas", denunció en su primer discurso como presidente.

Durante su mandato, Schulz se ha fijado el objetivo de "que prevalezca el interés general por encima de cualquier interés nacional".

Schulz ha llamado la atención en este sentido sobre el hecho que "por primera vez se baraje como opción real el fracaso de la Unión Europea". "O ganamos todos, o perdemos todos", señaló.

"Nuestros padres querían darnos una vida mejor a la suya, y la tuvimos. Pero ahora no sabemos si podremos dar esa mejora a nuestros hijos", se lamentó Schulz.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, destacó "la gran personalidad" del recién elegido presidente, quien ha indicado: "Soy como soy. Los ciudadanos nos dicen que siempre decimos las mismas cosas y para contrarrestar eso debemos darles voz".

Schulz consiguió la mayoría absoluta para proclamarse presidente en la primera vuelta con 387 votos válidos emitidos a su favor. La victoria de Schulz era esperada por todos dado que el Partido Popular Europeo (PPE) y los socialdemócratas (S&D) rubricaron en 2009 un pacto legislativo para dividirse la presidencia en el periodo de cinco años.

Crítico con este pacto se mostró en el debate de investidura de ayer el euroescéptico británico Nigel Farage, que ha dicho a Schulz que no le felicita porque "total, ya sabía hace dos años que iba a ganar". Los euroescépticos británicos critican que la elección del presidente sea más una coronación que una elección, a consecuencia del pacto entre los principales grupos políticos.

Las candidaturas que rivalizaban con Schulz han quedado lejos del resultado conseguido por el socialdemócrata germano.

En el acto de proclamación de Schulz han estado presentes siete ex presidentes del Parlamento Europeo, incluidos los españoles Enrique Barón Crespo y Josep Borrell, ambos socialistas.

Schulz fue conocido a nivel europeo en los medios de comunicación por un incidente ocurrido en 2003 cuando se atrevió a criticar ante el entonces primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, su política doméstica.

Entonces, un airado Berlusconi le contestó: "Conozco un productor de películas en Italia que está haciendo una película sobre los campos de concentración nazis. Le recomendaré a usted como perfecto supervisor de campo de extermino. Da el pego perfectamente".

Ante la pregunta de un periodista italiano ayer tras su elección como presidente de la institución sobre si debe gran parte de su fama al ex primer ministro italiano, Martin Schulz señaló que "no debe nada a Berlusconi" y que "no tiene intención de invitarle próximamente al Parlamento Europeo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios