Dos soldados camboyanos mueren en un combate fronterizo con Tailandia

  • El Gobierno de Tailandia pide que sus ciudadanos abandonen el país vecino y dice que siete miembros de su ejercito han resultado herido en el tiroteo

Las tropas de Camboya y Tailandia se enfrentaron este miércoles en la frontera, después de cuatro meses de tensión causada por la disputa que los dos países mantienen por la soberanía de una zona próxima a las ruinas del antiguo templo de Preah Vihear.

Dos soldados camboyanos murieron y siete militares tailandeses resultaron heridos durante el enfrentamiento, indicó en Bangkok el portavoz del Ejército de Tailandia, coronel Sansern Kaeowkamnerd.

Las fuerzas de los dos países intercambiaron durante cerca de una hora y de manera intermitente, fuego de artillería y disparos de armas ligeras.

Poco después del enfrentamiento, el más serio desde que resurgió la disputa territorial que arrancó hace ya más de medio siglo, los dos países se acusaron mutuamente de provocarlo y de invadir su suelo soberano.

"Las tropas tailandesas han entrado en nuestro territorio", aseguró en Phnom Penh a los periodistas el ministro camboyano de Defensa, Hor Namhomg.

Por su parte, el viceportavoz del ministerio tailandés de Asuntos Exteriores, Thani Thongphakdi, que "los militares de nuestro país han informado de que los camboyanos dispararon antes y de que respondieron para defenderse".

El enfrentamiento tuvo lugar en un claro del espeso bosque a dos kilómetros al oeste del acantilado en el que se encuentran situadas las históricas ruinas, y después de que allí tomaran posiciones cerca de medio centenar de soldados tailandeses.

Después del incidente, el Gobierno tailandés instó a todos los ciudadanos de su país a abandonar Camboya de inmediato e informó de que tenía listo el plan de evacuación por medio de varios aviones militares de transporte que desde el día anterior se encontraban preparados para despegar de una base próxima a Bangkok.

"El plan de evacuación está preparado, no hay necesidad de que los tailandeses continúen en Camboya, por favor apresúrense a regresar", dijo el ministro tailandés de Asuntos Exteriores, Sompong Amornvivat, en conferencia de prensa.

Además, el ministerio tailandés de Asuntos Exteriores llamó a consulta con carácter urgente, al jefe de la representación diplomática de Camboya en Bangkok para hacerle entrega de una nota de protesta por la "agresión de las tropas camboyanas".

Antes del enfrentamiento, las autoridades de Tailandia ordenaron a la población civil alejarse de la frontera y prepararse para una eventual evacuación en caso de que estallara un conflicto armada con la nación por la soberanía de Preah Vihear, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La alerta fue dada un día después de que el primer ministro de Camboya, Hun Sen, diera un ultimátum a las tropas tailandesas para que se retirasen del territorio situado en torno a lo que queda del antiguo templo del desaparecido imperio Jemer.

El pasado 3 de octubre, por el mismo motivo, las tropas de las dos naciones libraron un enfrentamiento similar en el que resultaron heridos dos soldados tailandeses y uno camboyano.

A raíz de la creciente tensión, el Gobierno tailandés solicitó ésta semana la mediación de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), a la que también pertenece Camboya.

Tailandia defiende la postura de que ambos contingentes militares deberían salir de la zona a la vez, mediante un plan de acción coordinada dirigido por un comité bilateral.

El pasado julio, Camboya y Tailandia desplegaron varios cientos de soldados a ambos lados del paso fronterizo más próximo al templo, lo cual empeoró aún las frágiles relaciones diplomáticas entre los dos países.

Las dos naciones se disputan desde hace décadas la soberanía de las ruinas del templo Preah Vihear, que data del siglo XI, y que hasta hace poco eran explotadas como destino turístico por Tailandia, por donde resultan fácilmente accesibles.

En 1962, el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya determinó que el terreno sobre el que se ubica el recinto religioso del antiguo reino jemer corresponde a Camboya, pero Tailandia se resiste a aceptar ese dictamen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios