Los sondeos vaticinan el sí de Croacia a la UE en el referéndum

  • Pese al amplio respaldo, crece el número de euroescépticos de cara a la consulta del domingo

En julio de 2013, Croacia está llamada a entrar en la UE, previo paso por el referéndum que se celebrará el domingo con el vaticinio de los últimos sondeos de una cómoda mayoría para el sí, pese a que el euroescepticismo ha ido ganado terreno.

Los últimos datos de intención de voto, facilitados ayer por el Ministerio de Exteriores, indican que un 56% de los croatas votarán por su adhesión a la UE, frente al 33% que se opondrá. El porcentaje de apoyo ha bajado desde el 60% que arrojó una encuesta en diciembre.

"Votaré en contra. En la UE no seremos nadie y tendremos que escuchar todo lo que nos digan", declaró Darko, un profesor de literatura. Su opinión es rotunda: "Es mejor tener un político totalmente corrupto como fue (el procesado ex primer ministro) Sanader, pero elegido por nosotros, que estar en la situación de que la UE nos imponga al primer ministro, como en Italia y Grecia".

Este temor a una pérdida de la soberanía es el principal argumento de quienes se oponen, como el colectivo Consejo por Croacia. No a la UE.

La independencia de Yugoslavia en 1991, apoyada por el 94% de los ciudadanos, y lograda tras una sangrienta guerra, es esgrimida por los euroescépticos con la idea de que costó mucho lograr la soberanía como para perderla de nuevo.

Según la delegación de la UE en Zagreb, los temores que más han expresado los croatas se refieren a la pérdida de la soberanía, la subida de los precios, una avalancha de trabajadores extranjeros y la bancarrota de empresas pequeñas.

La crisis en la Eurozona, los vaticinios sobre la desintegración de la UE, los desórdenes y el descontento de la población en Grecia, Rumanía, España y otros países, también han contribuido, según los analistas, al avance del euroescepticismo.

Quienes apuestan por el sí, todos los grandes partidos, la influyente Iglesia católica y hasta los veteranos de la guerra hablan de que el progreso es la principal ventaja que traerá la entrada en el club europeo.

La Iglesia pidió el martes a los croatas que se rechacen los temores y se abran al futuro. De hecho, muchos economistas han advertido de que un no supondría dar un paso de suicida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios