La tensión entre Pekín y Tokio se eleva tras la creación de una zona de defensa china

Las tensiones diplomáticas entre China y Japón se elevaron ayer tras la creación de una zona de defensa aérea china en el Mar de China Oriental, cuya área incluye las islas Diaoyu/Senkaku disputadas por ambos países, que ayer llamaron a consultas a sus embajadores.

El viceministro de Exteriores chino Zheng Zeguang convocó al embajador nipón en Pekín, Kitera Masato, para comunicarle su "profundo descontento" y su "firme oposición" a la "injustificada" reacción nipona a la zona aérea de China, después de que diversos políticos del país vecino mostraran su preocupación.

Entre ellos se encontraba el primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien advirtió ayer que la decisión de China puede incrementar las tensiones en la región.

En este contexto, el ministro nipón de Exteriores, Fumio Kishida, pidió "moderación" al gigante asiático, al mismo tiempo que la cancillería nipona explicó en un comunicado que para Japón el área de defensa creada por China "no tiene validez" al englobar parte de lo que considera su territorio.

Frente a ello, Zheng defendió que Pekín sólo busca defender la soberanía nacional y garantizar la seguridad de su territorio, así como salvaguardar el orden aéreo en el mar de China Oriental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios