Una terrorista mata a 40 peregrinos chiíes, la mayoría mujeres y niños

  • La suicida hizo estallar el cinturón de explosivos que portaba en Iskanderiya

Una terrorista suicida causó ayer la muerte de 40 personas, la mayoría de ellas mujeres y niños, durante una peregrinación chií cerca de la localidad iraquí de Iskanderiya, al sur de Bagdad.

La terrorista hizo estallar el cinturón cargado de explosivos que llevaba puesto en medio de un grupo de mujeres que se dirigían junto con sus hijos a pie al santuario del imán Hussein en la ciudad de Karbala.

Otras 83 personas resultaron heridas, según la Policía. Testigos dijeron que los demás peregrinos continuaron el viaje a Karbala después de que los muertos y heridos fueses llevados a hospitales.

Iskanderiya está situada al sur de Bagdad, en una región que hasta hace dos años era conocida como el triángulo de la muerte por el gran número de atentados perpetrados en esa zona por insurgentes y terroristas.

Mientras, la agencia de noticias Aswat al Iraq informó que dos niños perdieron la vida hoy por la explosión de una mina junto a una cancha de fútbol en Iskanderiya. El jueves ya habían muerto diez personas y otras 56 habían resultado heridas en un atentado con bomba perpetrado contra peregrinos en Karbala, cerca del santuario del imán Hussein.

Los peregrinos chiíes acuden en estos días a Karbala para recordar la muerte del imán Hussein, uno de los nietos del profeta Mahoma, en el año 680. Los actos religiosos culminará el lunes.

Mientras, el Ministerio de Defensa en Londres informó de la muerte de un soldado británico en un tiroteo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios