¿Una universidad elitista?

  • Aunque pertenecer a Oxford se ha abierto en los últimos años, la mayoría de los políticos que se han formado allí proceden de los 'colleges' más ricos del campus

Comentarios 1

¿Es la Universidad de Oxford donde se educó David Cameron una institución elitista? Pablo Márquez, presidente de la asociación de latinoamericanos en Oxford, afirma que es "mentalmente elitista", en el sentido en que sólo escogen a alumnos con las mejores notas.

Pero hay otros procesos que afectan a la hora de la selección. El presidente de la asociación española, Neven Blaskovic, afirma a este diario que es inquietante la escasez de españoles que hay en Oxford estudiando licenciaturas. Esta situación la explica por dos razones: "por el nivel de inglés que se requiere; y, en segundo lugar, porque Oxford no ve con muy buenos ojos la educación de gente extranjera y piden a los españoles una nota de selectividad más alta de la que piden a los británicos". "Creen que la educación en los otros países no se adecúa al nivel que ellos exigen. No conozco a ningún español que haya venido aquí proveniente de un colegio español, la mayoría proceden de colegios británicos. De hecho, en la Sociedad Española somos seis personas, sólo dos españoles, el resto son ingleses. Esto no pasa en otras sociedades más grandes como la alemana. Ellos son alemanes que quieren conocer a alemanes y apenas hay gente de fuera", afirma el presidente.

"Por alguna razón, la Universidad de Oxford cree que la educación obligatoria alemana es muy buena. Yo tengo amigos que han estudiado en colegios alemanes con toda la educación en alemán y les han dado condiciones muy favorables para entrar. En el caso de ser alemán con un 1.6 de media puedes tener acceso mientras que a los españoles les piden un 9", señala Blaskovic. Los alemanes tienen una nota de 1 a 4 (1 es sobresaliente y 4 es suspenso), por lo que 1.6 equivaldría a notable.

Es cierto que en Oxford la mayoría de sus estudiantes son británicos, mientras que en otras universidades del Reino Unido hay un gran número de estudiantes internacionales, Aquí el 80% son ingleses, un 10% de la Unión Europea y el otro 10 de países que fuera de la Unión.

Pero aparte del lugar de procedencia, Oxford tiene otros procesos de selección. Todos los entrevistados afirman que hoy en día no hace falta ser de familia rica, sino tener excelentes notas para entrar en la Universidad. Sin embargo, una vez llegado a Oxford, te asignan un college en el que vas a vivir y donde se desarrollará tu formación. "Es cierto que los colleges famosos suelen captar a estudiantes de escuelas privadas cuyos padres tienen dinero: Christ Church, St. John, University o Trinity lo hacen", opina Blaskovic.

Blaskovic relata su experiencia personal y afirma que cuando ingresó en la Universidad pidió plaza en Balliol, un college famoso, pero se la concedieron en Somerville, otro no tan importante. "En Somerville la mayoría de los estudiantes son de clase obrera, pero eso se explica porque tradicionalmente este colegio aceptaba a mujeres. Antes, en el siglo XIX, se pensaba que sólo los varones de familias ricas podían venir, por lo tanto al aceptar a mujeres daban la bienvenida a estudiantes que no podían entrar en otros colegios por razones económicas. No es la imagen prototipo de un college de Oxford".

La Universidad quiere acabar con el estereotipo de que sólo los estudiantes (esencialmente varones) de familias ricas pueden tener acceso, por lo que realiza numerosos eventos con adolescentes de 17 años de escuelas públicas británicas para mostrarles cómo funciona la enseñanza en Oxford.

La Universidad como tal no es esencialmente selectiva pero los colleges sí seleccionan. Pablo Márquez afirma que los colegios más famosos suelen tener más dinero y que, por lo tanto, sus tutores tienen mayor contacto con los alumnos, algo que beneficia a los estudiantes en su formación.

Curiosamente, la mayoría de los que terminan en altos cargos políticos provienen de determinados colegios que son los que tienen más dinero. Ruth Collier, portavoz de la Universidad, afirma, sin embargo, a este diario que se debe sólo a una "coincidencia".

Lo que lleva a la pregunta inicial ¿Es Oxford elitista? La universidad puede que no pero la pertenencia a un college no está del todo clara. Hay una coincidencia estadística en que las instituciones con más dinero albergan a los estudiantes de familias más ricas que suelen convertirse en los profesionales que dirigen el país: abogados, políticos, periodistas... Y a la vez, Oxford cuenta con la presencia del Bullingdon Club, no reconocida por la propia universidad, en la que sólo hombres de familias ricas pueden entrar, muchos de ellos candidatos a formar parte del Gobierno o que ya están en él.

Presenciar un debate en la Oxford Union, el corazón político de la universidad, es como estar en el mismo Parlamento. Aquí celebridades de todos los campos acuden para debatir con los estudiantes, un privilegio del que muchas universidades no disponen. Stuart Cullen, presidente de la Oxford Union y miembro del colegio Christ Church, afirma a este diario que ellos no pagan ningún tipo de incentivo especial a los confernciantes, sólo el alojamiento.

Lo cierto es que asistir a un debate en el interior de la Oxford Union, donde las tradiciones de la legendaria universidad se dan cita, es un privilegio al que sólo los estudiantes de Oxford o conocidos de la asociación pueden acceder. Sorprende ver las fotos donde personajes de la talla del Dalai Lama aparecen colgados en sus paredes. Cullen también recuerda que hace poco Shakira dio un concierto exclusivo para los miembros de la Union.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios