Los uruguayos rechazan derogar la ley que ampara a los represores de la dictadura

  • El referéndum sobre la Ley de Caducidad tuvo lugar junto a las elecciones presidenciales

Comentarios 2

El 52,64% de los uruguayos rechazó el domingo en referéndum derogar la Ley de Caducidad que data de 1986 e impide enjuiciar a los ex militares y policías por sus abusos cometidos durante la dictadura en el país (1973-1985), una opción que defendió el 47,36% de los ciudadanos. Tampoco admitieron la habilitación del voto por correo para sus emigrantes.

La condición indispensable para haber sacado adelante esas dos reformas era obtener el apoyo de más del 50% de los votos emitidos, pero los uruguayos no escucharon a las organizaciones de derechos humanos que pidieron anular la ley, entre ellas Amnistía Internacional.

Luis Puig, portavoz de la Coordinadora por la Nulidad de la Ley de Caducidad, admitió este fracaso, que frena los intentos de enjuiciar a policías y militares que participaron en torturas, asesinatos y desapariciones forzadas de disidentes políticos durante la dictadura.

No obstante, Puig señaló que "la lucha por la verdad y la Justicia no termina ni se menoscaba" con este resultado desfavorable y dejó en manos de los procesos particulares la posibilidad de que la Justicia actúe. Al menos, "el tema de la memoria y la Justicia ha tenido un gran empuje en los jóvenes uruguayos", dijo Puig, secretario de Derechos Humanos de la principal central obrera de Uruguay, Plenario Intersindical-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT).

Esta organización sindical fue la principal impulsora de la reunión de las 255.000 firmas necesarias para convocar el plebiscito celebrado el domingo de manera simultánea a las elecciones nacionales y a la consulta popular sobre la habilitación del voto por correo, reforma también malograda con sólo un 33% de apoyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios