Adiós a Willy DeVille, famoso por sus baladas entre dulces y duras

  • El rockero estadounidense falleció a los 55 años en Nueva York aquejado por un cáncer

El rockero estadounidense Willy DeVille murió de cáncer a los 58 años, según informó ayer su mujer, Nina, en Nueva York. El músico, conocido por sus baladas entre dulces y duras, falleció en un hospital de la ciudad en la noche del jueves. "Se fue en paz. Yo estaba a su lado", añadió su esposa.

William Borsay, su verdadero nombre, componía una música mezcla de rock, ritmos latinos, blues, doo-wop, cajún, créole, mariachi y country, con unas letras cargadas de romanticismo.

En 1974 fundó en San Francisco la banda Mink DeVille, que le dio fama mundial. Su álbum debut, Cabretta, fue muy bien recibido por la escena musical en 1977. DeVille convenció a los miembros de la banda para que se mudaran a Nueva York y se convirtieran en el grupo estable del club punk CBGB. En 1977 se hicieron famosos con su hit Spanish Stroll y hasta mediados de los 80 editaron una serie de álbumes de éxito.

Nacido el 25 de agosto de 1950 en Stamford, en el estado de Nueva York, entre sus hits más conocidos figuran Hey Joe, cantada también por Jimi Hendrix, Save The Last Dance For Me y Cadillac Walk. "La música es mi vida. Es lo único que sé hacer", dijo alguna vez.

Su vida privada no fue fácil: dos de sus parejas murieron, y luchó durante años contra su adicción a la heroína y el alcohol.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios